Leer la revista online
Leer la revista online
 

Artículos Especiales

La octava generación del Corvette tendrá un motor central


por Cluster Industrial 2019-04-16 10:53:00 Compartir

Este será un cambio radical en el icónico deportivo de Chevrolet, que hasta la fecha solo había contado con motor frontal. Esta nueva generación podría traer el Corvette más potente de la historia, aquí te explicamos por qué.


En la gala especial del evento Footsteps to the Future en Nueva York, la CEO de General Motors, Mary Barra, llegó con una sorpresa que algunos ya esperaban con ansias.

 

Un automóvil deportivo, camuflajeado y claramente con motor central arribó con la CEO y el Jefe de Ingeniería de Chevrolet, Tadge Juechter al volante.

 

No es la primera vez que este misterioso prototipo es fotografiado, pero sí la primera vez que mostraba una fecha en su costado: 07.18.19, es decir el 18 de julio de 2019.

 

Esto terminó con las especulaciones. El Chevrolet Corvette C8 tendrá un motor central. Incluso las páginas oficiales de redes sociales de la marca compartieron la imagen de la gala y el sitio web confirmó que la nueva generación del vehículo se presentará ese día.

 

En un automóvil que tradicionalmente seguía la línea del muscle car americano, pasar a un motor central es un gran movimiento, que si prueba ser exitoso podría ser replicado en otros modelos de los fabricantes americanos, que durante mucho tiempo han considerado los motores centrales como una “cosa de europeos”.

 

Hasta ahora, el automóvil deportivo americano con motor central más conocido es el GT40, puesto en el mercado en números muy limitados y construido especialmente para competir en Le Mans.

 

Pero un auto con mucho más mercado como el Corvette, podría cambiar la balanza en la preferencia por motores delanteros en los Estados Unidos.

 

LAS VENTAJAS DE UN MOTOR CENTRAL

 

Contar con un motor central le permitirá al Corvette C8:

 

·         Poner más más tracción en las llantas traseras, asistiendo al frenado de las ruedas delanteras.

 

·         Si la conducción es trasera, la aceleración en superficies difíciles mejoraría.

 

 

·         Los sistemas ABS y de asistencia de control funcionan mejor gracias a la estabilidad mejorada.

 

·         La suspensión y el manejo en curvas mejoran al tener un punto de gravedad más central.

 

 

·         En caso de un accidente frontal, hay suficiente espacio vacío para amortiguar mejor los impactos.

 

 

Además, este podría ser una de las generaciones con más potencia en el motor. Según expertos, la nueva generación tiene un rango de opciones con motores V8 de entre 5.5 y 6.2 L que serían capaces de producir entre 460 y 650 caballos de fuerza, e incluso se ha hablado de una versión híbrida con tracción en las cuatro ruedas (que tiene sentido con los planes actuales de hibridación de GM) de hasta 1000 caballos de fuerza.

 

Será en 2020 cuando podríamos ver en los caminos del mundo a este icónico automóvil deportivo en su versión renovada, con precios que se espera sean algo más altos que los de la generación nueva, es decir, mayores a 1.3 millones de pesos en las versiones más austeras



Video: Detroit Free Press.

 




ARMADORAS
ESTADOS UNIDOS
GENERAL MOTORS
VEHÍCULOS

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X