Leer la revista online
Leer la revista online
 

Responsabilidad social y sustentabilidad

Audi México limpia 100 millones de litros de agua


por Cluster Industrial 2021-01-12 11:30:00 Compartir

Audi México es una fábrica libre de descargas de aguas residuales, gracias a su planta Ósmosis Inversa que ha reincorporado 100 millones de litros de agua a los procesos de la armadora.


La estrategia sustentable Mission:Zero de Audi México busca la neutralidad en carbono para sus operaciones en 2025. La planta en San José Chiapa es el ejemplo de esta misión, pues ahí, además de producirse el icónico Audi Q5, también se ha registrado que su planta de Ósmosis Inversa ha tratado y reutilizado 100,000 m3 de agua, es decir 100 millones de litros.

Para la producción del Audi Q5 se utiliza el agua y otros líquidos en distintos procesos, como en la protección anticorrosión de las carrocerías y en las pruebas de hermeticidad de los vehículos terminados. Toda el agua utilizada en las áreas de la fábrica se combina con el resto del líquido de los otros procesos y usos sociales como sanitarios o cocinas. Por eso, cada gota usada atraviesa un proceso de tratamiento biológico que monitorea los valores de calidad para asegurar el cumplimiento legal y regulatorio.

Adicional al tratamiento biológico del agua, se construyó una planta de tratamiento por ósmosis inversa, esta ha reincorporado a la producción 100,000 m3, equivalentes a 100 millones de litros de agua, en poco más de dos años. Con esto Audi México reduce su huella hídrica en el proceso de fabricación.



Tarek Mashhour, presidente ejecutivo de Audi México dijo: 'Uno de los pilares importantes en nuestra estrategia Mission:Zero es incorporar tecnología que reduzca el impacto ambiental en nuestras operaciones. Es por ello que construimos una planta de Ósmosis Inversa para hacer el uso correcto del agua cerrando el ciclo con su procesamiento en nuestras instalaciones evitando las descargas hacia el exterior'.

La planta de Ósmosis Inversa cuenta con dos fases de tratamiento principales, la ultrafiltración y posteriormente la etapa de ósmosis inversa donde se remueven todas las impurezas y minerales para su reúso en la producción.

Del tratamiento por ósmosis inversa se obtiene agua para uso industrial y agua con alta concentración de impurezas que, a través de las lagunas de evaporación construidas a un costado de la planta, se reducen para poder solidificar los remanentes y poder gestionarlos como residuos cumpliendo con la normativa aplicable. Así, Audi México evita las descargas de aguas residuales hacia el exterior y garantiza el uso correcto del agua cerrando el ciclo dentro de la fábrica.

 



ARMADORAS
AUDI
AUTOMÓVILES
PRODUCCIÓN
RESPONSABILIDAD SOCIAL
SUSTENTABILIDAD
TECNOLOGÍAS
VEHÍCULOS

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X