Leer la revista online
Leer la revista online
 

Innovación y Tecnología

Los híbridos enchufables de Audi transforman la conducción urbana


por Cluster Industrial 2020-09-15 11:30:00 Compartir

Audi se mantiene en la vanguardia de vehículos PHEV o híbridos enchufables, gracias a la combinación de un motor de combustión interna y un propulsor eléctrico. Uno de estos modelos, el Audi Q5 PHEV, se produce en San José Chiapa, Puebla.


Los vehículos híbridos combinan un motor de combustión interna y un motor eléctrico con su sistema de almacenamiento de energía. Una característica típica de esta hibridación es que el motor eléctrico puede actuar como único sistema de impulso en determinados momentos para que el vehículo se mueva en modo cero emisiones o también pueda ayudar al motor de combustión con una capacidad de empuje adicional. El vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV) es la opción preferida y más demandada entre los híbridos porque la batería se puede cargar en una estación o bien en una toma de corriente doméstica.

 

Audi quiere alcanzar un triple objetivo en el desarrollo de los vehículos PHEV. Por un lado, la experiencia de conducción libre de emisiones queda garantizada por un potente motor eléctrico que entrega hasta 105 kW (143 hp), según el modelo. La sofisticada gestión del sistema híbrido permite que el vehículo se mueva en modo totalmente eléctrico de manera frecuente y controla la interacción entre los dos motores. Decide cuándo el automóvil funciona en modo eléctrico, en qué fase es preferible recuperar energía o cuándo debe desplazarse por inercia mientras el motor térmico está inactivo. Además, utiliza diversos sensores y datos de la ruta que son esenciales para la gestión inteligente del sistema de propulsión. De ello depende que se puedan recorrer grandes distancias en modo totalmente eléctrico y que se alcance una alta eficiencia energética durante la conducción.

 

La gestión de la carga es el segundo pilar en el desarrollo de los vehículos PHEV de Audi. En los modelos pertenecientes a segmentos medios y grandes el cargador tiene una potencia de hasta 7.4 kW, lo que permite completar la carga de las baterías en aproximadamente dos horas y media. Además del sistema de carga "Compact" cuenta con cable para tomas de corriente doméstica e industrial y el equipamiento de serie de todos los modelos PHEV incluye un cable Modo 3 con un enchufe Tipo 2 para estaciones de carga públicas.

 

La conducción diaria es el tercer objetivo. Los ingenieros de la marca han hecho grandes esfuerzos a la hora de integrar el sistema eléctrico de una manera compacta, especialmente en lo que tiene que ver con las baterías, que ahorran el máximo espacio posible en el maletero. Debido a su ubicación en la parte baja, el suelo de la zona de carga está ligeramente elevado en comparación con otras versiones, pero mantiene una superficie uniforme. El piso es plano y utilizable de manera eficaz.

 

Los híbridos enchufables de Audi se enmarcan en las gamas A6, A7, A8, Q5 y Q7, entre los que destaca el Audi Q5 PHEV fabricado en la planta San José Chiapa, Puebla. En todos ellos, los clientes pueden elegir entre una variante orientada a la comodidad y una versión con una configuración más dinámica, con un sistema de propulsión más potente. Además, Audi presentará nuevos modelos híbridos enchufables y ofrecerá opciones PHEV hasta en ocho gamas distintas. Por el momento, ya están previstas nuevas versiones enchufables para los Audi A3, Q8 y Q3.

 



ARMADORAS
AUDI
AUTOMÓVILES
ELECTRIFICACIÓN
ENERGÍA
MÉXICO
MOVILIDAD
PRODUCCIÓN
PUEBLA
VEHÍCULOS

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X