Leer la revista online
Leer la revista online
 

Logística automotriz

Elon Musk presenta túnel subterráneo de transporte


por Cluster Industrial 2018-12-19 13:42:00 Compartir

Detrás de este proyecto se encuentra The Boring Company, una empresa propiedad de Musk que ha invertido 10 millones de dólares en excavar la perforación. El empresario ha escogido un Tesla X blanco para estrenar el primer tramo en pruebas del túnel.


Elon Musk develó su túnel de transportación subterránea, permitiéndoles a los invitados y a los periodistas efectuar algunos de los primeros recorridos en su revolucionaria iniciativa, la respuesta del empresario a lo que llama 'tráfico que destruye el alma'.

Los invitados abordaron un Modelo S de Tesla, también propiedad de Musk, y se desplazaron aproximadamente 1.6 kilómetros por las calles del área de Los Ángeles hasta lo que se conoce como Estación O'Leary. 

Detrás de este proyecto se encuentra The Boring Company, una empresa propiedad de Musk que ha invertido 10 millones de dólares en excavar la perforación. 

El empresario ha escogido un Tesla X blanco para estrenar el primer tramo en pruebas del túnel. Este trecho, que tiene una extensión de casi dos kilómetros, ha sido construido justo debajo de las instalaciones de la compañía también fundada por Musk Space X en Hawthorne —una ciudad ubicada en el condado de Los Ángeles—.

El vehículo se adapta a los raíles del túnel porque ha sido equipado con unas ruedas especiales que evitan que se choque con las paredes. 

Musk ha afirmado en su cuenta de Twitter que el dispositivo que se añade a las ruedas del vehículo “convierte un coche en un tren guiado por raíles”. Las piezas necesarias costarían entre 200 y 300 dólares y se podrían instalar después de la compra del vehículo.

La estación, ubicada justo en medio de un vecindario residencial -'prácticamente en el jardín trasero de alguien', dice Musk-, cuenta con un elevador sin muro que lentamente trasladó al automóvil a través de un amplio tiro hasta colocarlo unos nueve metros (30 pies) por debajo de la superficie.

Poco a poco dejó de verse el cielo y surgió el túnel sorprendentemente angosto.

"Tenemos autorización para avanzar", dijo el conductor, que incrementó la velocidad y se metió al túnel cuando una luz roja sobre la vía cambió a verde, dándole un aspecto espacial o de discoteca.

 



TESLA

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X