Leer la revista online
Leer la revista online
 

Responsabilidad social y sustentabilidad

Estados Unidos, China y otros países se comprometen a reducir emisiones ¿y México?


por Cluster Industrial 2021-04-22 11:58:00 Compartir

La cumbre climática impulsada por el presidente estadounidense Joe Biden ha ofrecido visiones interesantes y metas más estrictas para reducir las emisiones contaminantes en menor tiempo. México participó también, aunque con una visión más estrecha.


Washington, 22 de abril del 2021.- Joe Biden, presidente de los Estados Unidos, fue anfitrión virtual de una cumbre climática global, con el objetivo para su país de reducir las emisiones de gases invernadero a la mitad para 2030 y a cero para 2050. La esperanza es que esta acción impulse a otros 40 países, incluido China, a hacer lo mismo.

 

La meta precisa de Biden es reducir las emisiones estadounidenses en un 50 a 52% en base a los niveles del año 2005. Para él, esta década es fundamental para detener el progreso del cambio climático y evitar sus peores consecuencias sobre el planeta.

 

En el encuentro virtual también participó Rusia e India. El primer ministro de Japón, Yoshihide Suga aumentó la meta de su país a reducir un 46% de las emisiones para 2030, mientras que Justin Trudeau, su similar de Canadá, dijo que su país aumentó su meta a un 45% para 2030.

 

Esta desafortunada tendencia a no cumplir con la meta propuesta por Biden de llegar al 50% de las emisiones para el fin de la década se vio con mayor fuerza en las participaciones de países como China, y lamentablemente, México.

 

China declaró a través de su presidente, Xi Jinping, que sus metas continuarán igual, pues pronostican que sus emisiones de carbono alcanzarán su pico antes del 2030, reduciendo su consumo de carbón desde el 2025, y alcanzarán un 0% de emisiones para el 2060.

 

La participación del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, también se mostró obstinada, al realizarse en medio de su conferencia matutina. El presidente no ofreció ni se comprometió a una meta de reducción de emisiones, limitándose a decir que los nuevos yacimientos de petróleo serán usados para abastecer el mercado interno y dejar de exportar crudo o comprar gasolinas en el extranjero.

 

También añadió que las modernizaciones en las plantas hidroeléctricas ayudarán a reducir el uso de combustóleo, mismo que volvió a utilizarse en materia energética en su gobierno. Además, aprovechó la oportunidad para promover el programa Sembrando Vida a Biden para ser implementado en Centroamérica, citando cifras de generación de empleos y reforestación que no han sido comprobadas. Incluyó, finalmente la petición de otorgar visas temporales a trabajadores de dicho programa, a pesar de que Biden pidió expresamente que no se tocara este tema en la cumbre.

 

Mientras que las políticas del gobierno mexicano siguen en dirección contraria a las de la mayoría de naciones industrializadas, la misma industria mexicana va en camino a una reducción de emisiones cada vez más agresiva, y al convertir poco a poco a sectores como el automotriz en fabricantes masivos de vehículos eléctricos e híbridos.

 

Las ventas de vehículos híbridos y eléctricos en México ha tenido crecimientos de doble dígito los últimos 5 años, y este crece exponencialmente. La tendencia global impacta también en el mercado interno, y resistirse a seguirla podría probar un costo altísimo para el país.

 



AMÉRICA
CANADÁ
CHINA
COMBUSTIBLES
ELECTRIFICACIÓN
ENERGÍA
ESTADOS UNIDOS
EUROPA
INDUSTRIA
INTERNACIONAL
JAPÓN
MÉXICO
SUSTENTABILIDAD
TECNOLOGÍAS

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X