Leer la revista online
Leer la revista online
 

Artículos Especiales

Expertos analizan el TMEC, industria automotriz y energética, en Congreso Internacional


por Cluster Industrial 2021-03-05 17:35:00 Compartir

El 4th Annual SWIICL- Mexico Workshop contó con la participación de reconocidos abogados de EUA, Canadá, Reino Unido y México, y trató la importancia del T-MEC para la industria automotriz, así como ciertos temas relevantes en materia energética.


Organizado por The Center for American and International Law (CAILAW), y por el Southwestern Institute for International and Comparative Law (SWIICL), reconocidas instituciones basadas en Texas, EUA, el cuarto SWIICL - México Workshop fue llevado a cabo el pasado 25 de febrero. El encuentro, realizado de manera virtual y en idioma inglés, nació con la intención de analizar y discutir el T-MEC desde una perspectiva tripartita (EUA, Canadá y México) a 8 meses del inicio de su vigencia. Asimismo, el evento tenía la finalidad de revisar y platicar sobre el status de la industria automotriz y su futuro, particularmente en México, así como sobre diversos temas relevantes en materia energética.  

 


 

Asimismo, y por invitación de los organizadores, los licenciados Sergio Aguilar (de SAC Abogados) y Benjamin Torres-Barrón (de Baker McKenzie), participaron como coanfitriones de esta 4ta edición del SWIICL – Mexico Workshop.

 

Mark Smith, Presidente del CAILAW, y su similar de SWIICL, la Dr. Susan Karamanian, dieron las palabras de bienvenida al evento, donde refirieron la importancia del evento y agradecieron a los patrocinadores y coanfitriones. Asimismo, dieron información del CAIL y del SWIICL, así como su relevancia en la formación de la comunidad legal internacional por varias décadas.  Acto seguido, pasaron el micrófono a Sergio Aguilar, moderador de la primera charla, misma que tuvo como tema las implicaciones y compliance bajo el USMCA, ofreciendo una visión de expertos legales de México, Estados Unidos y Canadá sobre el futuro de la región bajo el nuevo acuerdo comercial. Se discutieron las generalidades del T-MEC y también las diferencias que presenta para algunos países, como es el ejemplo de Canadá, que no participa en el capítulo de protección a las inversiones y disputas relacionadas a ello.

 

En ella participaron Carlos Monroy, Legal Director, Mazda Motor de Mexico; Luis Emilio Luján Sauri, Former Co-Chair of the United States - Mexico Bar Association y Socio de Basham, Ringe y Correa, S.C.; Rebecca Reyes Retana, Partner, Villar & Villar Abogados; Jennifer Permesly, Partner, Skadden, Arps, Slate, Meagher & Flom LLP, desde Nueva York; y Bernard Colas, Partner, Colas Moreira Kazandjian Zikovsky LLP, desde Canadá.

 

La segunda charla estuvo dedicada al panorama de la industria automotriz en México bajo el T-MEC, analizando la situación internacional y doméstica de la industria actual y su futuro con el crecimiento del mercado mundial de autos eléctricos, así como el impacto de reglas de contenido regional y laborales. Al moderar esta charla, Moisés Flores afirmó que hay grandes oportunidades para México, siendo uno de los jugadores clave en el mundo en relación a dicha Industria, así como platicó sobre cómo se ha distribuido la actividad automotriz en territorio mexicano, cobrando especial relevancia la región Centro, Bajío y Occidente, en los últimos años.

 

 

TOYOTA Y FORD PRESENTAN PANORAMA ACTUAL DE LAS ARMADORAS EN EL T-MEC

 

En una primera intervención, Lizette Gracida, Directora de Institutional Affairs and Foreign Trade, de Toyota México, compartió que la empresa tiene 15 plantas de manufactura en Norteamérica, 1.6 millones de vehículos en producción anualmente, 47,500 empleados directos y 1,800 distribuidores. En México tienen dos plantas donde producen la camioneta Tacoma. La de Baja California se inauguró en 2004 con una inversión de 420 millones de dólares, capacidad de 166 mil unidades al año y emplea a más de 2 mil personas. Por otra parte, la planta ubicada en Guanajuato fue inaugurada en 2019 con 870 millones de dólares invertidos hasta ahora, cuenta con capacidad de 138 mil unidades al año y más de 2000 empleados.

 

Gracida declaró que Norteamérica es una región estratégica para Toyota, y se han comprometido a cumplir con las nuevas reglas del T-MEC para fabricar y comprar en la región. Añadió que Toyota tiene acceso a secretarios de alto rango en los tres países para compartir sus posiciones y trabajaron con ellos antes del T-MEC y lo hacen ahora para cumplir con las reglas, aunque las metodologías de cálculo para las regulaciones pueden ser interpretadas de diferentes formas y eso crea dificultades y cambios para los equipos legales de las empresas. Por ello, deben seguir trabajando con los gobiernos para tener ejemplos más claros de implementación y evitar disputas futuras y consecuencias comerciales y financieras.

 

Agregó que cuentan con algunas flexibilidades bajo un esquema único que les da la oportunidad de seguir exportando sin tarifas. Esto mientras cumplan con estas exportaciones sean menos del 10% de la producción en Norteamérica, cumplir con el 62.5% de contenidos, y 70% de metales, así como 25% en cuestión de salarios a 16 dólares la hora.

 

Toyota ubica oportunidades para relocalizar fabricación de autopartes y proveedores, y siempre está buscando oportunidades de inversión y desarrollo en la región. Aunque buscan certeza en condiciones de negocios, competitividad, infraestructura, y facilidades comerciales eliminando sobrerregulaciones.

 

Por otro lado, Diego Valdovinos, General Counsel for Latin América de Ford Motor Company, refrendó que para la compañía la electrificación es el futuro, pues el costo de kilowatt por hora era de 1000 dólares en los noventas y hoy el costo esta alrededor de 141 dólares por hora. Al final del día el costo de un motor eléctrico comparado con el costo de un motor de combustión interna se espera que de 3-4 años los motores eléctricos tengan un valor de 3 mil o 4 mil dólares menos. Para ello es necesario el día de hoy invertir miles de millones de dólares en desarrollos, por ello estaremos al pendiente de muchas alianzas o JVs entre compañías de manufactura y de tecnología.

 

Diego afirmó que están haciendo alianzas y joint ventures con muchas compañías, como Google, compañías de materias primas para baterías, entre otros, y todo esto tiene muchas implicaciones legales, como el valor de contenido regional, y aunque hay temas como las baterías que no se incluyeron en el T-MEC, estas representan el 60-70 por ciento del costo de los autos eléctricos, por lo que deberán comenzar a producirse en Norteamérica pronto.

También se habló del tema de la interdependencia de la cadena de suministro y lo vulnerable que puede llegar a ser (v.g. semiconductores), pues saben que no se puede depender de estos componentes como importación. En sus palabras, Diego Valdovinos comentó que México tendrá un rol en ese juego, pero aún no sabemos cuál será, pues hay algunas secciones del T-MEC que quizás no aplicarán en un año o que tendrán que cambiar.

 

Eventualmente las legislaciones así como los acuerdos internacionales se quedarán atrás del avance tecnológico en la región debido a la velocidad con el que se están moviendo las cosas y ese es un gran problema para los departamentos legales de la industria; el lograr estar al día con estos cambios y prevenir para tener legislaciones y reglas justas en estos apartados.

 

LA OPINIÓN DE LAS FIRMAS

 

Según Ricardo Romero, Partner de International Trade & Strategic Administrative Litigation en la firma Chevez Ruiz Zamarripa, México quedó en situación más desfavorable con respecto al previo NAFTA, pues no teníamos mucho espacio para negociar y fue una negociación dura en la que tratamos de sacar lo mejor de ella. En su opinión, habrá algunas compañías que no alcancen a cumplir con las reglas de origen, y es algo que se esperaba, aunque sean la minoría. Romero afirma que hubo poco tiempo para prepararse para los cambios, y sobre todo las reglas de salarios son sumamente difíciles de cumplir para compañías mexicanas.





Además, el ambiente gubernamental con la austeridad implica menos mano de obra y más burocracia y constantes negaciones de autorizaciones para problemas formales.

Hablando del entorno gubernamental-fiscal, destacó que será un año muy importante porque la recaudación de impuestos fue muy elevada en 2020 y se espera que el 2021 se busque el mismo resultado por parte del Gobierno. En este año también podría existir una reforma fiscal que busque crear nuevos impuestos o aumentar algunos, pues ya se habrá cumplido la promesa de no crear nuevos impuestos en la primera mitad del sexenio. También es importante el combate a las operaciones simuladas y la eliminación del outsourcing, que también subirá la recaudación de impuestos.

En relación con esto, comentó que una herramienta que el Fisco ha utilizado para recaudar es llevar a cabo una intensa actividad de auditoría a los contribuyentes, por lo que se espera se intensifiquen aún más estos procedimientos. Se platicaron los principales temas que las autoridades están auditando en temas de comercio exterior y fiscal, por lo que será muy importante que las empresas se acompañen de sus asesores para evitar contingencias importantes. Asimismo, enfatizó la importancia de tener controles internos de cumplimiento para evitar riesgos que puedan implicar una responsabilidad legal y fiscal frente a la autoridad fiscal y aduanera.

 

En la última participación de la charla, Javier Canseco, socio de la firma EC Rubio, una de las 10 más grandes en México, habló sobre los derechos de organización, voto y prohibir interferencia en los sindicatos de los trabajadores. Esto cambia los procesos sindicales totalmente. Lo que pasará en México es que habrá más actividad de sindicatos en el país, ahora podrá haber varios sindicatos en una sola compañía, aunque el de mayor tamaño será el que negociará principalmente con la compañía.

 

Puede haber disputas y penalizaciones de Canadá y Estados Unidos si hay interferencia en los derechos de los trabajadores; estas denuncias probablemente vengan de competidores y sindicatos de otros países que denunciarán estas prácticas en proveedores o fabricantes en México.




LA REFORMA ELÉCTRICA PARA LAS ARMADORAS E IMPACTO EN EL T-MEC




En una tercera y última charla, moderada por Benjamín Torres-Barrón de Baker-Mackenzie, se profundizó sobre el tema, explicando que en realidad el apartado energético del T-MEC es muy breve, pero sí se refiere a que México debe atender las regulaciones y deben ajustar sus regulaciones en gas y petróleo a las reglas de Estados Unidos, aunque se afirme que México puede hacerlo libremente.

 

Stephanie Forrest, Sr. Associate de la firmaWilmer Cutler Pickering Hale & Dorr LLP, desde Londres, explicó que el periodo de prescripción de quejas en el USMCA o T-MEC, dice que este empieza cuando una de las partes tiene una notificación oficial, y se podría decir que con esta reforma el periodo de prescripción ya comenzó para algunas controversias.

 

Francisco de Rosenzweig, Partner, White & Case LLP para México dijo que el compromiso de energías renovables de Biden será un tema muy importante en la relación y la implementación del T-MEC y si comparamos la protección que daba el capítulo 11 en el TLCAN con el T-MEC te das cuenta que el gobierno mexicano trata de evitar controversias con gobiernos estatales. Quieren que todo sea controlado a nivel federal porque no hay paraestatales en los gobiernos estatales que se opongan o estorben en su operación, solo compañías privadas. Al final, Francisco afirmó que hay una idiosincrasia en México respecto a la energía, hay malinterpretaciones de que la energía es un recurso natural, y no lo es, lo es el gas y el petróleo, los recursos son otra cosa, sean renovables o no.

 

Por su parte, Alex Wilbraham, Counsel de la firma Freshfields Bruckhaus Deringer LLP, desde Washington, refirió que cuando se trata de cuestiones de soberanía debemos ver el capítulo 14.16 del T-MEC, que se refiere a que las partes no tomarán acciones en contra del medio ambiente. Cada disputa de contratos es distinta, y uno no puede criticar que los gobiernos quieran regular la disputas, pero es posible que algunas de estas regulaciones se usen como pretextos para negar proyectos por razones políticas y decir que no son responsables con el medio ambiente o que afectan la soberanía.

 

Finalmente, Jay Ray, Vice- presidente del CAIL, y Moisés Flores, procedieron a clausurar el Congreso.


 



ELECTRIFICACIÓN
ENERGÍA
FORD
INDUSTRIA
INTERNACIONAL
MAZDA
MÉXICO
NEGOCIOS
SUSTENTABILIDAD
TECNOLOGÍAS
TOYOTA

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X