Leer la revista online
Leer la revista online
 

OEM's

BMW Invertirá para fabricar autos eléctricos en China


por Cluster Industrial 2018-10-17 00:00:00 Compartir

El grupo BMW invertirá más de 3 mil millones de euros en los próximos años para mejorar la capacidad de las dos plantas que su 'joint venture' BMW Brilliance Automotive (BBA) gestiona en la región china de Shenyang.


Asimismo, el grupo automovilístico ha anunciado que ampliará su contrato de 'joint venture' con la empresa Brilliance China Automotive (CBA) 22 años más (hasta 2040) y se hará con un 75% de participación en BBA.

Con la inversión, BMW planea doblar la capacidad de su fábrica en Tiexi con la construcción de una nueva planta en los mismos terrenos para fabricar modelos eléctricos. Además, utilizarán también este dinero para remodelar su planta en Dadong.

La estimación del grupo alemán es que con estas mejoras se incremente la producción anual hasta las 650 mil unidades en 2020 -en 2017 produjeron 400.000-, con lo que se crearán 5 mil nuevos puestos de trabajo.

BMW produce seis modelos en la región de Shenyang: el BMW Serie 1 Sedán, el Serie 2 Active Tourer, el BMW Serie 3 Sedan y el BMW X1 (incluida la versión híbrida) en la planta de Tiexi; y el BMW Serie 5 en su versión de batalla larga (incluida la versión híbrida) y el BMW X3 en Dadong. Además, ha anunciado que en 2020 el modelo 100% eléctrico BMW iX3 será fabricado también en esta última planta.

Además de estas dos plantas de ensamblado de vehículos, BBA abrió una fábrica de baterías en Tiexi, que se expandirá en mayo para fabricar las baterías de quinta generación para el BMW iX3.

El grupo alemán es el primer exportador de coches fabricados en Estados Unidos para el mercado chino, y la guerra comercial lo afecta particularmente.

A modo de respuesta, BMW anunció que reforzaría la fabricación de sus modelos en territorio chino, junto a un socio local. China es el primer mercado mundial para BMW.

Invertirá 3.000 millones de euros en la planta que comparte desde hace 15 años con su socio Brilliance en Shenyang (noreste), duplicando su capacidad a 650.000 coches por año para la próxima década, anunció el presidente de BMW, Harald Krüger.

'Nos embarcamos en una nueva era', declaró en un discurso en el que rindió homenaje al respaldo de los gobiernos chino y alemán.

'China se está convirtiendo rápidamente en una importante base de desarrollo y de producción para los coches BMW que funcionan con energías nuevas', dijo.

 

Pekín lanzó una política para reducir la contaminación y planea desde 2019 someter a cuotas de 'coches limpios' a todos los constructores, calculadas según un sistema de créditos. En respuesta, los constructores extranjeros, en particular Nissan y Volkswagen, multiplicaron los últimos meses los anuncios de inversión en China en coches eléctricos.

El grupo alemán, cuyos coches de lujo están omnipresentes en las calles de las grandes ciudades chinas, produce localmente el 70% de los coches que vende en el país. El año pasado vendió 600.000 unidades.

'El acuerdo se finalizará en 2022, cuando las restricciones a las coempresas lleguen a su fin en la construcción de automóviles en China', según el comunicado.

China anunció que dejaría sin efecto en 2022 la obligación de que los constructores de autos extranjeros se unan a un socio local en una coempresa de la que sólo pueden controlar un máximo del 50%.





Podría interesarte...
Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X