Leer la revista online
Leer la revista online
 

Artículos Especiales

Falta de semiconductores y nuevos cierres de plantas ¿quién tiene la culpa?


por Cluster Industrial 2021-01-15 10:35:00 Compartir

El incremento de demanda en el sector de consumo por la pandemia, la guerra económica de Trump con China y el monopolio en la importación de microchips de Asia están metiendo en graves problemas a una industria automotriz que pelea por recuperarse.


Quizás no lo notemos. Pero prácticamente todo a nuestro alrededor contiene semiconductores (chips o microchips). Esas pequeñas piezas que inician como silicón y terminan como parte fundamental del funcionamiento de nuestra vida diaria. Ahora mismo, esos pequeños componentes están causando una nueva tormenta en la industria automotriz mundial, y apenas hemos comenzado a ver sus efectos.

 

Como si no fuera suficiente los dos meses de paros en las armadoras del mundo durante la pandemia en 2020, y la baja demanda de automóviles alrededor del mundo (a excepción de China, por supuesto), la falta de suministro de semiconductores está haciendo que plantas armadoras de vehículos alrededor del mundo tengan nuevos paros de producción o bien, ajustes en su producción hasta que el suministro se normalice.

 

EL GRAN PROBLEMA DE LOS SEMICONDUCTORES

 

Quizás podamos creer que la fabricación de componentes tan pequeños como los semiconductores sea algo sencillo, pero no lo es. Reuters informó que la falta de tan solo un chip en los sistemas de frenos de un vehículo, puede detener la producción por completo, como está sucediendo en la planta de Ford Motor en Kentucky, donde se produce la Escape. Otros fabricantes que han sido afectados son Daimler, Volkswagen, Subaru, Toyota, Nissan y FCA.

 

La razón es que varios de los fabricantes de semiconductores más importantes están ubicados en China, y han enfrentado desde hace tiempo políticas de bloqueo por parte de la administración de Donald Trump, lo que obligó, incluso que una de estas fábricas tuviera que mudarse a Taiwan para continuar exportando semiconductores a los Estados Unidos, operación que le ha impedido mantenerse a la altura de la demanda.

 

Precisamente es la alta demanda de semiconductores para aparatos como teléfonos celulares, videojuegos, computadoras y electrodomésticos (consecuencia de la pandemia) lo que ha provocado que las fábricas lleguen a su tope de producción, lo que deja poco lugar a la fabricación de chips para la industria automotriz, que bajó su demanda por varios meses y ahora experimenta un crecimiento.


Sumado a ello, Trump también emprendió una guerra contra Huawei, prohibiéndole comprar chips americanos, y provocando que el gigante chino acaparara una parte enorme de la producción de las ya ahogadas plantas de semiconductores chinas. China es, de por sí, el mercado número uno a nivel mundial en importación de semiconductores, y ahora produce prácticamente solo para su mercado interno. 

 

¿Por qué no simplemente se construyen o amplían las plantas de semiconductores? Fabricar microchips no es tan sencillo como parece, una sola pieza de silicón tarda hasta 90 días en ser transformada en un semiconductor y dichas plantas pueden costar decenas de miles de millones de dólares, y ampliarlas puede tomar hasta un año. Lo que significa que el desabasto de estos componentes podría continuar por varios meses, y provocar más y más cierres de plantas automotrices o ajustes en producción.

 




YA ALCANZÓ A MÉXICO

 

Este 15 de enero, les informamos sobre el efecto que el desabasto de semiconductores tiene en la planta de Audi México en San José Chiapa, Puebla. En este caso se operará con un solo turno de lunes a viernes desde el 18 al 29 de enero, y con dos turnos de miércoles a viernes del 1 al 12 de febrero. MÁS AQUÍ.

 

Y aunque este caso solo represente una disminución temporal de producción, no hay garantía de que la situación de desabasto se resuelva a mediados de febrero. Otras plantas armadoras podrían sumarse a este tipo de medidas en los próximos días y semanas.

 

Desde la aprobación del T-MEC se ha hablado de la posibilidad de atraer fabricantes de semiconductores a México, pues este tipo de riesgos siempre habían estado latentes. Ahora parece una mejor oportunidad que nunca para que estas compañías se expandieran a nuestro país, o para que empresas mexicanas entraran a este mercado con una demanda excepcional.

 

También, tendremos que estar atentos a la postura de Joe Biden como nuevo Presidente de los Estados Unidos respecto a las restricciones que ayudaron a provocar esta nueva crisis en la cadena de suministro global.

 



AMÉRICA
ARMADORAS
AUDI
AUTOMÓVILES
CHINA
DAIMLER
EUROPA
FIAT CHRYSLER
FORD
INDUSTRIA
INTERNACIONAL
OPORTUNIDADES COMERCIALES
PRODUCCIÓN
PROVEEDURÍA
TECNOLOGÍAS
USMCA
VEHÍCULOS
VOLKSWAGEN

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X