Leer la revista online
Leer la revista online
 

Artículos Especiales

Retos y oportunidades de la industria de herramentales


por Cluster Industrial 2020-11-20 14:45:00 Compartir

En el último día de conferencias de Tooling Supplier Meetings, Ricardo Coto, Eduardo Medrano, Marco Bueno y Américo García conversaron sobre lo que ha significado el 2020 para industria de herramentales y lo que vendrá en 2021.


Al iniciar el panel, Américo García recapituló la situación que ha vivido México los últimos meses con la pandemia de la COVID-19, no solo a nivel sanitaria y económico, sino industrial. De esta forma les preguntó a los expertos, Ricardo Coto, presidente del Clúster de Herramentales, Eduardo Medrano, presidente de la AMMMT y Marco Bueno, consejero del Tooling Clúster Jalisco ¿cómo ha afectado la COVID-19 a la industria de herramentales?

 

Marco Bueno respondió que al inicio se vislumbró mucho pánico, pero que la pandemia también ha sacado lo mejor no solo de la industria sino de las personas. Comentó que se han reforzado relaciones con proveedores y clientes para lidiar con la crisis y que la interacción virtual ha hecho más ágil el trabajo. Marco Bueno quiso ejemplificar que ahora puede tener a un diseñador en otro estado y eso no es impedimento para su rendimiento laboral. Además, agregó que está sorprendido por el potencial en torno a las nuevas tecnologías que se habían ignorado hasta el momento y como estas pueden llevar a nuevos espacios ante la crisis.

 

La reflexión de Eduardo Medrano fue en torno a cómo la COVID-19 ha afectado a las empresas a nivel nacional, específicamente en los cambios radicales que han tenido en sus operaciones para evitar contagios, este hecho ha vuelvo a la industria de herramentales muy creativa, pero también ha significado que el cliente ya no puede ir como antes a los talleres a ver el equipo. Explicó que, entonces, empresas que antes habían pensado en invertir en incorporaciones, ahora invierten en liquidez, no invierten en maquinaria ni en préstamos, están tomando posiciones donde mejoren su estrategia laboral y logística. También agregó que pronto veremos un cambio con respecto a nuestra relación con China, pues tras la pandemia, los ingenieros de herramentales y estos se fabricarán en México, pues la facilidad de traer a un ingeniero extranjero no es la misma con la COVID-19, entonces habría un crecimiento del campo laboral mexicano. 

 

Ricardo Coto no dudo en decir que más allá del golpe financiero, estaba el golpe humano. Se perdió mucho talento y las empresas debieron sobrellevar eso, trabajar en medio del confinamiento y encontrar estrategias para cuidar a sus colaboradores. Enfatizó que a veces se nos olvida que estamos viviendo un tema de sociedad que afecta emocionalmente a millones y que es parte de la industria herramental poner un granito de arena para hacer más llevadero el proceso y salir delante de la tan anunciada segunda ola de contagios.


 


Américo García enriqueció los comentarios de ambos diciendo que lo cierto es que ya íbamos hacía lo digital y a la industria 4.0, y que ahora es momento de poner mayor atención en eso para seguir siendo rentables como empresa, además invitó a las personas a que se cuiden de la COVID-19 pues las fábricas cumplen con todos los requerimientos necesarios y los contagios no se dan en el trabajo sino afuera, en las fiestas. Por último, quiso comentar sobre la llegada del T-MEC a México y lo que significa para la industria de herramentales.

 

Ricardo Coto comentó que el T-MEC propone retos, principalmente con la regla de origen, pero también grandes oportunidades, muestra de ello es que en este momento varios países extranjeros quieren venir a México y ahora es tarea del país aprovechar la situación.  Sobre esto mismo, Eduardo Medrano dijo que los 3 años de transición que propone el T-MEC en reglas de origen es un tiempo necesario para también capacitar a la gente, la logística y la proveeduría nacionales. A lo que Marco Bueno quiso reflexionar sobre, qué hubiera pasado si no se hubiera firmado el T-MEC, porque lo cierto es que casi no se lograba el acuerdo. Dijo que no hay que quitarle el ojo a ese hecho para pensar en otras oportunidades comerciales y otros aliados y que sí, México es el campeón de los tratados, pero qué hubiéramos hecho si no se firmaba el T-MEC.

 

Américo García complemento las reflexiones diciendo que ahora no se debe de pensar en países sino en regiones, es momento de que México sea líder en Latinoamérica y Norteamérica, por lo que cuestionó a los invitados en, ¿cómo creían que se podría lograr ese paso? Eduardo Medrano dijo que era clave adaptarse a los cambios y que era importante generar una alianza entre sector privado, gobierno y educación para transformar en todas sus partes a la industria. Marco Bueno hizo hincapié en que el nuevo talento tiene nuevas formas de aprender y que como industria debemos de arriesgarnos a nuevas tecnologías para el aprendizaje de técnicos e ingenieros. Dijo que industria es intimidatoria y las personas se asustan de tomar los herramentales y romperlos, por lo que la realidad aumentada puede ser una opción de entrenamiento muy viable, además los compradores están acostumbrados a tener todo a la mano porque son gente joven que busca respuestas al momento y la industria tiene que digitalizarse. Para concluir Ricardo Coto dijo que, si bien el 2020 fue un año complejo, para el que viene habrá que retener al talento y cuidar a los colaboradores, este es un momento de alianzas para seguir adelante.

 



AMÉRICA
ARMADORAS
CHINA
ESTADOS UNIDOS
EXPORTACIÓN
HERRAMENTALES
INDUSTRIA
INVERSIÓN
MÉXICO
NEGOCIOS
NUEVO LEÓN
OPORTUNIDADES COMERCIALES
PRODUCCIÓN
PROVEEDURÍA
TIER 1
TIER 2
USMCA
VENTAS

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X