Leer la revista online
Leer la revista online
 

Capital humano

5 cambios que tendrán las empresas después de la pandemia


por Cluster Industrial 2020-11-06 12:00:00 Compartir

Adecco Group realizó una encuesta a 8 mil líderes y colaboradores de ocho países, para saber cómo quieren trabajar después de la pandemia de la COVID-19. Estos son los nuevos hábitos que cambiarán el mundo laboral para siempre.


Por Adecco Group

 

El futuro del trabajo será flexible. Un modelo híbrido a distancia y de oficina será la norma. La productividad se basará en el impacto, no en las horas trabajadas. El liderazgo se redefinirá con énfasis en habilidades sociales: la empatía y la inteligencia emocional. La mejora será continua y todos aprenderemos a aprender. El futuro del trabajo restablecerá el significado de lo normal y los empleadores estarán en el asiento del conductor de esta transformación. Estas son las principales conclusiones de nuestra encuesta global a directores ejecutivos, líderes y empleados.

 

Para prepararnos para el futuro y proporcionar a las empresas y empleados datos concretos, encuestamos a 8 mil líderes y trabajadores de ocho países, incluidos Estados Unidos, Alemania, Japón y Australia. Les preguntamos cómo les gustaría trabajar después del COVID-19.

 

1. El trabajo híbrido llegó para quedarse, ya que los empleados piden más flexibilidad

 

Según nuestra investigación, 3 de cada 4 empleados agradecerían una mayor flexibilidad y una combinación de trabajo remoto y en la oficina. Al decidir cómo dividir exactamente el tiempo entre la oficina y trabajar de forma remota, el consenso es mitad y mitad. Esto es constante en todos los grupos de edad, países y trabajadores con y sin hijos.

 

Además, 8 de cada 10 (79%) ejecutivos de nivel C creen que las empresas se beneficiarán de una mayor flexibilidad. Las organizaciones no deben tener miedo de adoptar la flexibilidad; más bien, la evidencia sugiere que el papel de la oficina física seguirá siendo importante en un mundo posterior a COVID-19.

 

2. ¿El final de las jornadas laborales? El seguimiento de los resultados, no de las horas, surge como una nueva forma de medir la productividad

 

La mitad de los encuestados dijo que su equilibrio entre la vida laboral y personal ha mejorado como resultado de la pandemia. Una de las explicaciones tiene que ver con el hecho de que a medida que el trabajo a distancia se hizo más frecuente, muchos trabajadores obtuvieron más autonomía sobre sus propios horarios de trabajo.

 

Y esto es algo que a los trabajadores les gustaría mantener: el 75% dice que es importante que las empresas retengan esta flexibilidad, no la reviertan. También hay una opinión clara de más de dos tercios (69%) de los empleados de que sus contratos deben basarse en satisfacer las necesidades de la empresa no en las horas que trabajan. Y el 76% de los ejecutivos está de acuerdo, lo que indica un probable cambio en la forma en que se mide la productividad.

 

3. Reinventar el liderazgo: la inteligencia emocional es el nuevo estándar de oro, pero los líderes actualmente no están bien equipados

 

Una mayor flexibilidad en el trabajo también requerirá un cambio en la forma en que los gerentes guían a sus equipos y en cómo los directores ejecutivos dirigen sus empresas. Se necesitará un mayor énfasis en habilidades sociales como la empatía y la confianza para cumplir con las crecientes expectativas sobre el bienestar de los empleados y la construcción de cultura.

 

Sin embargo, por importantes que sean estas nuevas habilidades, muchos líderes no se sienten cómodos para liderar con inteligencia emocional. Más de la mitad (54%) necesita apoyo para poder navegar estas nuevas expectativas, y solo el 12% se destacó en el apoyo integral a los empleados durante la pandemia. Dado que las expectativas sobre los líderes han cambiado, es necesario que las organizaciones inviertan en el desarrollo de habilidades blandas para que los gerentes y ejecutivos estén a la altura del desafío.

 

4. La nueva era del trabajo requerirá nuevas habilidades

 

El desarrollo de habilidades en esta nueva era tendrá que ir más allá de la gestión y el liderazgo. COVID-19 ha mejorado las habilidades de muchos trabajadores, especialmente en el dominio de las digitales. 6 de cada 10 (59%) dijeron que sus habilidades de trabajo digital o remoto mejoraron durante la pandemia. Y esta experiencia ha creado más apetito por mejorar y volver a capacitarse.

 

Entre las habilidades más demandadas encontramos que a dos tercios de los empleados les gustaría ver formación en habilidades blandas, así como en habilidades de trabajo digital y remoto. Las empresas se verán sometidas a una presión cada vez mayor para cumplir con el desarrollo de habilidades. Esto es particularmente cierto cuando tenemos en cuenta la creciente brecha de habilidades y el hecho de que 1 de cada 3 empleados (34%) ha expresado su disposición a cambiar de trabajo e ir a trabajar para otra persona en el mismo sector si hubiera una oportunidad de aprender nuevas habilidades. A medida que la digitalización se acelera después de la pandemia, el aprendizaje permanente y la mejora constante de las competencias serán un tema en los lugares de trabajo del mañana.

 

5. Las empresas son las más confiables para restablecer la normalidad y marcar el comienzo de la nueva era del trabajo

 

Una de las preguntas más esenciales, cuando se trata de restablecer la normalidad, es quién será el principal responsable de entregar todo lo anterior. Si bien los formuladores de políticas y las personas sin duda desempeñarán un papel, los empleadores parecen ser los más confiables para iniciar la nueva era del trabajo. En promedio, el 80% de los encuestados cree que su empleador debería estar a la cabeza de la implementación del futuro del trabajo, en comparación con el 73% que dice lo mismo sobre su gobierno, el 72% sobre sí mismos y el 63% sobre los sindicatos.

 

Pero la confianza es una calle de dos sentidos; Casi la misma cantidad de personas (78%) que confían en sus empleadores para cumplir con la nueva era del trabajo dicen que sentirse confiables para hacer el trabajo es importante para su vida laboral después del COVID-19.

 

Sin duda, el futuro del trabajo requerirá muchos cambios. Para convertir estas expectativas en una realidad, se pedirá a las empresas que demuestren liderazgo, uno que adopte la flexibilidad, ponga el bienestar y las habilidades sociales en un primer plano, y donde la confianza constituirá la base de la cooperación.

Fuente

 



AMÉRICA
ASIA
CANADÁ
CHINA
EUROPA
INDUSTRIA
INTERNACIONAL
MÉXICO
NEGOCIOS
PRODUCCIÓN
RESPONSABILIDAD SOCIAL
SUSTENTABILIDAD
TIER 1
TIER 2

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X