Leer la revista online
Leer la revista online
 

Sindicatos

Expertos analizan la importancia del COMPLIANCE en la era T-MEC para la industria automotriz


por Cluster Industrial 2020-09-09 11:57:00 Compartir

La adopción de estrategias de compliance y responsables de ello, es la mejor forma de evitar imprevistos con las nuevas normatividades y capítulos anticorrupción que incluye el nuevo T-MEC y otros tratados internacionales en los que participa México.


Expertos y académicos se reunieron en el Ciclo de Conferencias CLAUGTO para dar la charla T-MEC y Compliance, el impacto en la industria automotriz, para analizar la importancia de contar con una estrategia de compliance que le permita a las empresas del sector automotriz prevenir y demostrar estar preparados ante posibles escenarios legales con las nuevas normatividades de los acuerdos internacionales en cuanto a sindicatos, contenido laboral y corrupción o prácticas indebidas.

 

Los participantes, presentados por la Universidad de Celaya, fueron: la Lic. Iliana Martínez, Ex Directora Jurídica y Relaciones con Gobierno de General Motors; el Lic. Carlos Monroy, Director de Legal, Relaciones con Gobierno y Control Interno en Mazda Motor de México; y el Mtro. José López del Castillo, Doctor en Gobernanza Global y Estado de Derecho por la Universidad de Salamanca.

 

Los conferencistas explicaron que uno de los principales dilemas del actual T-MEC es que para la resolución de conflictos respecto a normativas laborales no se requiere de instancias jurídicas para activar el mecanismo de respuesta rápida en México, cosa que no es igual para el caso de Canadá o Estados Unidos. José López del Castillo mencionó que ya se están dando visitas de inspectores de Estados Unidos a algunas compañías en México, lo que nos pone en un lugar poco favorecedor. Otro punto de cuidado está en los sindicatos, pues depende de las empresas y los asesores trabajar con ellos para asegurarse que las prácticas sean transparentes y cumplan con los nuevos compromisos del T-MEC.

 

Por su parte, Iliana Martínez detalló que otras normativas como las de propiedad industrial se han actualizado desde hace tiempo y mecanismos como los de anticorrupción aún tienen objetivos por cumplir, además existe una nueva Ley de Infraestructura de la Calidad que tiene actualizaciones en cuanto a aspectos de metrología muy importantes para las empresas del sector automotriz nacional.  

 

Por otro lado, José López del Castillo llamó a hacer una revisión como país y como estado en el aspecto normativo y preguntar al sector privado si está preparado para estos retos, pues, por ejemplo, México se encontraba en 2019 en el puesto 130 del mundo en percepción de la corrupción, muy por debajo del promedio de los países con los que nuestro país participa en acuerdos comerciales internacionales.

Además, explicó que la estructura del compliance se compone de 3 partes, la obligación ética y moral entre el sector público y el sector privado. Esta obligación, para el gobierno, es lo que se llama el Informe No Financiero, donde las empresas hablan de políticas de no acoso sexual, de inclusión, etcétera. López del Castillo interpreta que vamos a tener una reforma en la ley general de sociedades mercantiles al respecto, ya que en México solo las empresas que cotizan en la bolsa están obligadas a presentar este informe.

 

El compliance es un traje hecho a la medida de cada empresa, porque se tiene que ajustar a la entidad por completo. Aunque sea la misma actividad se tienen riesgos injerencias diferentes, y al final deben ajustarse estos programas a la empresa. Es decir, una empresa que tiene un programa de compliance, en caso de verse involucrada en una investigación, será valorada por el juez y aquella empresa con una política de compliance tendrá un debido control y posibilidad de eximir su responsabilidad porque ha trabajado para prevenir dichas situaciones. En un sector tan dinámico e integrado como el automotriz se necesitan cadenas seguridad íntegras para minimizar riesgos.

 

Finalmente, Carlos Monroy, de Mazda comentó que debemos hacer muchas cosas internamente y con los proveedores, pero también con el gobierno federal. Se debe trabajar más de la mano para evitar desequilibrios e injusticias en los procesos como los de resoluciones rápidas de controversias en el T-MEC. Las empresas del sector siguen estudiando las reglamentaciones uniformes porque faltan conocer algunas metodologías de cálculo. Además, comentó que con el compliance se cambia el paradigma de cómo funciona la industria de una parte normativa a una parte preventiva. El sector automotriz debe reforzar los temas preventivos y el compliance al final es rentable aunque no lo sea de forma inmediata.

 



ACUERDO COMERCIAL
ARMADORAS
ENCUENTRO AUTOMOTRIZ
GUANAJUATO
INDUSTRIA
MÉXICO
PRODUCCIÓN
PROVEEDURÍA
SINDICATO

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X