Leer la revista online
Leer la revista online
 

Capital humano

Desarrollo e innovación de capital humano: clave para el crecimiento de la industria


por Cluster Industrial 2018-02-26 00:00:00 Compartir

La industria nacional se vería beneficiada por el aumento de los procesos intensivos de formación de capital humano especializado por distintas razones. 


La formación de capital humano tiene diversos efectos positivos sobre los procesos de industrialización en la economía. Por tal motivo, los planes y políticas que promuevan la capacitación que necesita la industria manufacturera de México, deben de ser promovidos con una mayor intensidad, de suerte que sea posible la identificación de las necesidades que tienen las empresas en mano de obra calificada: técnico, tecnólogos y profesionales en diversas áreas que logren adoptar y adaptar su aprendizaje a los procesos productivos empresariales, introduciendo su mayor valor agregado, productividad y eficiencia en el desarrollo de insumos, materias primas y productos manufactureros. En México, la academia, la industria y gobierno han mostrado su preocupación por la formación de personal a emplear en el país, y ha reconocido los retos de innovación enfocados hacia el aparato productivo nacional; esto con el objetivo de incrementar la competitividad y productividad con muchos de nuestros socios comerciales actuales y potenciales. La industria nacional se vería beneficiada por el aumento de los procesos intensivos de formación de capital humano especializado por distintas razones; en primera instancia, mayores tasas de educación tienen una relación directa y probablemente más que proporcional con tasas de innovación, lo cual nos indica que ante la falta de impulsos a la educación, las mejoras tecnológicas resultantes de procesos de innovación no se darían en el ritmo esperado que debe acompañar la dinámica de crecimiento que espera el país. Como segunda medida, el fortalecimiento del capital humano que necesita la industria manufacturera, especialmente en las áreas técnicas y tecnológicas, conlleva a la proliferación de mejores procesos de producción (cambio técnico) y la promoción del desarrollo productivo, por lo que los procesos manufactureros se hacen más eficientes, en la medida que los conocimientos aprendidos en el proceso de capacitación, desembocan en individuos especializados que contribuyen con ideas y con su trabajo mismo, a un aumento de la producción con mayor nivel de eficiencia. Y en tercera instancia, la capacitación de personal resulta vital para reversar el proceso de desindustrialización. FALTA DE TALENTO PUEDE DETENER EL DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DE AUTOPARTES Durante un congreso de capital humano, Oscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), comentó que lo único que puede detener el desarrollo y crecimiento de la industria de autopartes en México es la falta de talento. “Ni las amenazas externas, ni los cambios al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) nos van a detener, el crecimiento está ahí y seguirá estando. Lo único que nos puede limitar será el tema del capital humano”, comentó Albín. En la mesa de trabajo “Visualizando la demanda de capital humano, una visión nacional” enfatizó que hoy en día la alta robotización industrial está reemplazando la mano de obra, pero las necesidades de talento son específicas, como especialistas en manejo de datos matemáticos. Refirió que hace 10 años un robot costaba 100 mil dólares y reemplazaba a una mano de obra que costaba 35 dólares la hora, pero hoy el robot vale 10 veces menos, lo único que consume es energía eléctrica y trabaja los 365 días del año. Por lo tanto, dijo que la industria necesita gente con otras características y “uno de los talentos que más necesitamos, y no hay, es la gente especializada en matemáticas. Hay una gran cantidad de datos en la nube y no sabemos cómo usarlos”. Al respecto, dijo que como representante de empresas de autopartes entró en pláticas con el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) para que les den ese enfoque a sus licenciaturas de Actuaría. Por lo tanto, aseguró que lo único para tener gente capacitada es el tema de la educación dual, que se inventó en Alemania después de la Segunda Guerra Mundial y lo copió Japón y Corea, países que industrialmente están a la vanguardia. En este sentido, México sólo tiene que copiar lo que ha sido exitoso y que consiste en incorporar a los estudiantes al campo laboral al mismo tiempo que continúan su instrucción académica para que apliquen lo aprendido antes de salir a buscar trabajo. Hoy en día la industria automotriz utiliza mil 200 robots por cada 10 mil trabajadores. La comercialización de robots industriales ha ido en expansión, el sector automotriz mundial realiza el uso más intensivo de esa tecnología, esto según información publicada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Esta cifra se compara frente a promedios nacionales entre 100 y 200 unidades por cada 10 mil trabajadores en Japón, Alemania y Estados Unidos. En este contexto, México se ha transformado en un mercado emergente relevante, y en el 2015 duplicó su demanda a 5 mil 500 unidades, cifra récord que supera ampliamente las 1,400 unidades por Brasil en el mismo año. La CEPAL plantea que, desde el punto de vista del mercado laboral, este movimiento hacia la robotización revive las tensiones entre el avance tecnológico y la generación de empleos, en particular acerca si la automatización eliminará empleos en la industria automotriz. FUENTE: CLUSTER INDUSTRIAL +

 




Podría interesarte...
Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X