Leer la revista online
Leer la revista online
 

Artículos Especiales

Grupo Prodensa explica reglas de origen y procedimientos aduaneros


por Cluster Industrial 2020-07-01 13:31:00 Compartir

Grupo Prodensa presentó el segundo de una serie de tres webinars realizados con Cluster Industrial, en los que los asistentes pudieron conocer a detalle las reglas de origen y los procedimientos aduaneros con el que inicia el T-MEC.


1 de julio de 2020. - Cluster Industrial, junto a Grupo Prodensa, cubrió de manera virtual las reglas de origen y los procedimientos aduaneros con el que inicia el día de hoy el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Durante la sesión, se presentaron a los ponentes, María Elena Sierra Galindo, directora de servicios de consultoría y quien fuera parte de la delegación mexicana que renegoció los tratados comerciales con Norteamérica, la Unión Europea y la Alianza del Pacifico. Por otra parte, la acompañó Manuel Lorenzo Ponce Ávila, director de servicios de consultoría y experto en logística y cumplimiento de obligaciones de comercio exterior para empresas de manufactura. Jorge Ortega, también de Grupo Prodensa, moderó la sesión.

Al inicio de la sesión se enfatizó que, después de mucho esfuerzo, se logró la negociación del T-MEC. Mismo que invalida el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Situación que obliga a reflexionar sobre los cambios que se han generado con Estados Unidos y Canadá y mismos que Cluster Industrial ha abordado en esta serie de webinars. En esta ocasión se abordó un tema más técnico: las reglas de origen y los procedimientos aduaneros. Además, se abordó el análisis en torno de lo que podría ser mejor para una empresa con respecto a su relación con sus proveedores.

Reglas de origen
Manuel Lorenzo Ponce Ávila reiteró que ya que las reglas de origen sirven como criterios para determinar si un producto califica como originario o no, las empresas del sector automotriz deben estar en comunicación constante con sus proveedores y estar al pendiente de las nuevas reglas. Ejercicio que generaría nuevas oportunidades de negocio para empresas nacionales que sean capaces de entregar los suministros necesarios de la armadora.

Ponce Ávila entró a detalle con respecto a la industria automotriz, ya que para ella significa que los vehículos más ligeros cuenten con un 75 % de materiales originarios de la región y los más pesados un 70 % por otra parte, el 40 % de estos materiales deben de ser producidos en fábricas donde el salario mínimo sea 16 dólares la hora. Esto representa un inconveniente para México pues el salario en algunas fábricas no es tal. Además, explico que 70 % del acero y aluminio que se utilice debe de ser originario de la región. En caso de que los vehículos no cumplan con el porcentaje requerido, se puede exportar pagando el 2.5 %.

Por supuesto, esto será un reto para las cadenas de suministro, a lo que, Ponce Ávila añadió: "Habría que poner en una balanza qué nos conviene más, si cumplir con las reglas de origen o si sería mejor pagar ese 2.5 %". Por ahora, rectificó que las empresas tienen tres años para llegar al 75 % requerido para vehículos ligeros y para las partes centrales, ya que estas también deben de tener su regla de origen establecido. Por eso, es necesario tener la base de datos de los proveedores actualizada y analizar el porcentaje de origen con el que cuenta un vehículo. Ponce Ávila invitó a que los empresarios se comprometan, ya que a partir de hoy iniciamos con el T-MEC y debemos de estar pendientes sobre su funcionamiento.

Cómo las empresas se podrían preparar para los retos del T-MEC 
Durante la misma sesión, Grupo Prodensa se tomó un momento para comentar sobre la estrategia que ellos llevaron a cabo para preparar a sus clientes con respecto a las normas del T-MEC. El método consistió en conocer a los clientes, al sector, enseguida, analizar el extinto TLCAN y a partir de ver quiénes podrían ser los clientes que tendrían un mayor impacto con el nuevo tratado. Grupo Prodensa hizo la tarea de analizar cuántas partes venían desde qué lugar, validando así, los orígenes con sus proveedores para enriquecer sus operaciones. La base de la estrategia fue la comunicación con estos clientes para explicarles cómo sería el proceso. 

Certificado de origen
Al hablar sobre la certificación de origen María Elena Sierra Galindo comentó: "Se ha dicho que no hay un certificado de origen, pero sí hay un listado de elementos que se necesitan como un certificado de origen". A lo que refirió que es válida una factura, pero esta solo sería válida en países afiliados al T-MEC. Además, la factura puede ser enviada electrónicamente; otro detalle a considerar es que se ha implementado una firma electrónica que sería similar a la usada por el SAT. Es decir, el formato con el que antes trabajaba el TLCAN, ya no existe y esta documentación podría estar en español, inglés y francés, y lo puede dar el exportador, importador o productor, pero en México el importador no podría hacerlo hasta dentro de tres años. Por último, este "nuevo certificado" puede ser para una sola carga o para varias. 

María Elena Sierra Galindo también comentó sobre los elementos del certificado de origen, los cuales incluyen a grandes rasgos la información y la verificación de los datos del importador, exportador y productor. Datos tales como nombre, dirección, e mail, teléfono, entre otros, esto con el fin de verificar si se certificó bien el origen, por lo que invita a mantener sus datos en orden para que no haya inconvenientes. Además, comentó que productor puede omitir sus datos, pero se tendría que mencionar en una leyenda que estos están disponibles en caso de requerirse. Sucede lo mismo con el importador. Para la misma certificación es necesaria la descripción de la tarifa, qué tipo de mercancía se certifica, la descripción de la mercancía, si es solo un cargamento o varios. Y quién y cuándo se emiten estos datos. Sierra Galindo recalcó que es importante no confundir el certificado con la leyenda que dice que los productos cumplen con todos los datos requeridos.

Preguntas frecuentes:
¿Se pueden hacer reclamaciones posteriores a la entrada para bienes ingresados sin el beneficio del TLCAN cuando no ha sido calificado adecuadamente en el momento en que se importa?Sí, tiene un año a partir de la fecha de importación para presentar un reclamo.
¿Puedo usar mi Certificado de origen del TLCAN?No. CBP, CBSA y SAT no lo aceptarán. Se debe realizar una nueva certificación utilizando los elementos de datos requeridos.
¿Durante cuánto tiempo se puede hacer una certificación general?Hasta un año. Por ejemplo, del 1 de julio de 2020 al 30 de junio de 2021.

Evitar fraudes
Grupo Prodensa hizo énfasis en la importancia del Capítulo 7 del T-MEC, que se presenta como innovador. Pues invita al cumplimiento y la cooperación entre las tres naciones para evitar fraudes aduaneros. El capítulo invita a intercambiar información sobre estos grupos. Y Facilita el comercio. Además, crea conciencia y mantener la documentación en regla en caso de tener una visita de auditoria. Por otra parte, recalcaron que, aunque el T-MEC traerá mucha burocracia a un inicio por el ajuste de procesos, nos permite organizarnos y generar nuevas dinámicas de trabajo y cumplimiento que fortalecerán a las empresas.

Preguntas de los participantes
Una de las preguntas fue: ¿si una manufactura mexicana compra acero en Corea, es necesario cambiar de proveedor? Interrogante a la que Ponce Ávila comentó que, si esta parte afecta el porcentaje requerido en la regla de origen, sí será necesario, en caso de no ser así, no. Por su parte, María Elena Sierra Galindo opina que no se tiene que cambiar de nada. "Tenemos muchos tratados a parte del T-MEC, podemos hacer un mix entre varios para no cambiar de proveedores y adaptarnos". En este caso, el análisis de producción sería clave para ver si es más importante cumplir con la regla de origen o no y descubrir el impacto financiero de esto.

Otra de las preguntas fue si solo la industria automotriz tendría que pagar el 2.5 % mencionado, a lo que Grupo Prodensa confirmó que sí.

Conclusión
Lorenzo Ponce Ávila agregó que si hay un producto que no cumple la regla de origen, se debe de hacer una investigación y un análisis de datos, ya que este es la columna vertebral de las empresas, además, invito a tomar conciencia sobre el trabajo de los agentes de aduana, ya que la comunicación con estos es un ganar entre dos, gracias al T-MEC. Finalizó su intervención diciendo que las constancias para la revisión de la industria automotriz son las mismas que la del TLCAN.

Sierra Galindo mencionó que la confianza es un arma de doble filo y es obligación de todos tener la documentación que acredite la certificación. Ya que de hacerse la verificación está podría no solo ir hacia el exportador, sino hasta el proveedor. Por lo que es obligación de las empresas mantenerse informadas en todo momento.

Conoce más sobre el T-MEC en los webinars que Cluster Industrial junto con Grupo Prodensa están ofreciendo. Regístrate:8 de julio (Aspectos Laborales y Ambientales del T-MEC): https://us02web.zoom.us/webinar/register/WN_ldc6e4APTd-E6aHZ9Cc8lQ 

 



ACUERDO COMERCIAL
AMÉRICA
ARMADORAS
AUTOMÓVILES
EXPORTACIÓN
FINANZAS
INTERNACIONAL
MÉXICO
MOVILIDAD
NEGOCIOS
PROVEEDURÍA
VEHÍCULOS

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X