Leer la revista online
Leer la revista online
 

Artículos Especiales

Entrevista a la iniciativa Aditiva por México: la impresión 3D contra el COVID-19


por Cluster Industrial 2020-04-20 20:00:00 Compartir

Platicamos con los directores de Stratasys y Tridi Mx, empresas fundadoras de la iniciativa, sobre el inicio, operación y alcances de Aditiva por México, que busca hacer frente a los desabastos industriales y de equipo médico provocados por el COVID.


En tiempos de incertidumbre, de dificultades y crisis, las mejores ideas, iniciativas y propuestas suelen florecer para darle a nuestro entorno una nueva perspectiva y oportunidades de hacerle frente a los problemas a los que nos enfrentamos como sociedad y como industria. Este es el caso de la iniciativa Aditiva por México. Esta surgió a finales del mes de marzo gracias a una alianza entre Stratasys y el centro Tridi Mx; reúne a los principales actores de la tecnología de impresión 3D en México para lograr poner a disposición de la industria y el sector salud en nuestro país, una opción ante el desabasto de piezas, partes y equipo que se ha presentado por el COVID-19.

 

¿CÓMO SE INTEGRA?

 

Para conocer más acerca de la iniciativa, cómo opera y qué alcances han tenido en este corto pero agitado tiempo, platicamos en exclusiva con Carlos Ramírez, Director de Stratasys y Sebastián Romo, Director de Tridi Mx. Pero antes, ¿quiénes son Stratasys y Tridi Mx?

TRIDI MX: Es el centro de impresión 3D industrial profesional más grande de México, ubicado en Querétaro. Ponen al servicio de la industria nacional todas las tecnologías de impresión 3D disponibles en el mercado.

Stratasys: Es uno de los jugadores principales en el mundo de la impresión 3D. Hoy es el más grande proveedor de este tipo en cuanto a equipos industriales de alto rango y performance.

 

Ahora que tenemos esto claro, podemos conocer, en las palabras de Carlos Ramírez y Sebastián Romo, cómo surgió la iniciativa Aditiva por México.  'Esto surge de una plática entre varios actores del ecosistema de impresión 3D en México, principalmente entre Stratasys y Tridi Mx. Tomamos la iniciativa de liderar un esfuerzo, arrancar y hacer una invitación abierta a todo aquel que tuviera una impresora 3D, sin importar la marca o el rubro de su negocio, para integrar cientos de impresoras 3D en un frente contra los desabastos ocasionados por la pandemia del COVID-19', explica Sebastián Romo, de Tridi. 'No solo hablamos de desabasto en el tema médico, sino en el tema industrial propiamente; piezas que por cierre de fronteras están cerrando líneas de producción'.

 

Con esa línea, Aditiva por México busca poner la mayor cantidad de impresoras 3D disponibles al servicio de los que lo necesitan, coordinadas de manera profesional y sin olvidar la calidad. 'Decidimos hacer esto al ver y aprender lo que está pasando en otras partes del mundo con la pandemia. La idea era anticiparnos y ganarle un poco al tiempo formando esta red para poder surtir y cubrir ciertas deficiencias de proveeduría', añade Carlos Ramírez, de Stratasys.

 

MANTENIENDO VIVAS LAS CADENAS DE SUMINISTRO

 

En distintos medios, se ha hablado mucho sobre la capacidad de la iniciativa para la fabricación de equipo médico, pero no se ha resaltado tanto la importante labor que tiene en mantener vivas en medida de lo posible las cadenas de suministro industriales durante la contingencia, además, la situación ha acelerado de manera increíble el uso de tecnologías latentes que aún no eran adoptadas del todo en países como México… 'Sí, aquí hay dos frentes de batalla por así decirlo', aclara Sebastián Romo. 'El primero y que ha generado mucho impacto mediático es la parte del equipo de protección médico, o de splitters, respiradores y otras piezas que hoy no pueden ser masificadas por falta de regulaciones y aprobaciones gubernamentales y médicas. En el segundo, que es la parte industrial, se ven las líneas de producción detenidas por falta de refacciones, de piezas, herramientas, que dependen de la importación de China, Estados Unidos o Europa, por ejemplo'. Ese hueco que se ha generado impacta en las cadenas de proveeduría nacionales y para Aditiva por México, la realidad es que la tecnología de impresión 3D puede resolver gran parte de esos retos faltantes de proveeduría.

 

En este corto tiempo, se han percatado de las principales necesidades que han recibido vienen por la parte médica y de atención en servicios de salud, 'pero sabemos que hay varias plantas esperando piezas y para eso estamos, para apoyar y soportar estas necesidades durante esta época', menciona Carlos Ramírez.

 




REQUERIMIENTOS Y RETOS DE OPERACIÓN

 

La gente tiene la idea de que la industria paró absolutamente, lo cual no es verdad; la industria ha estado trabajando en readecuar sus planes de producción, en ese sentido, ¿cuáles han sido los principales requerimientos o necesidades del sector industrial? Sebastián Romo devela que son las 'refacciones para máquinas y robots, derivado a que sus proveedores naturales están cerrados, por lo que buscan maneras alternativas de surtirse. Esta es una invitación muy interesante para todas las industrias de replantearse qué tan eficientes podemos hacer nuestras cadenas de valor sin depender de solo un proveedor para ciertas cosas'.

 

'Hay plantas que se han reorganizado, la gente está encontrando la forma de continuar con las precauciones y medidas necesarias; si lo que necesitan para continuar es, por ejemplo, herramentales temporales impresos en 3D, ahí es donde podemos ayudar, porque no son solo impresoras, hay todo un equipo sumado a la iniciativa entre ingenieros, diseñadores 3D…' añade Carlos Ramírez.  

 

Incluso se han sumado médicos directamente a Aditiva por México. 'Tenemos médicos e industrias que no se dedican a nada de esto pero están aportando, como el caso de Brose o de una empresa de termoformados que está ayudando a conseguir las caretas de protección' nos cuenta Sebastián. Y es que en la iniciativa no solo hay empresas de impresión 3D, hay centros de maquinado, de inyección de plástico, empresas automotrices; todas están aportando y transformando sus cadenas de suministro en algo que pueda ayudar.

 

Para solventar los retos logísticos y organizacionales que la iniciativa supone, Aditiva por México se ha hecho de aliados como Grupo Cadena quienes ayudan a identificar necesidades para distribuirlas y buscar donantes, o socios como DHL y MiEnvío para distribuir las piezas en todo el país o grupos hoteleros en Querétaro quienes han apoyado con personal para guardar las caretas, empacarlas y mandarlas. Otros, como Makerbot, donan material en especie, como los filamentos usados por algunas impresoras 3D.

 

 

¿Y QUÉ HAY DE LOS RESPIRADORES?

 

'Estamos poniendo toda la infraestructura disponible para prototipar', dice el director de Tridi. Otros aliados como Grupo SSC, de San Miguel de Allende, dan licencias de 6 meses del software de ANSYS para los que estén diseñando respiradores y haciendo simulaciones con ellos. 'La parte de la fabricación es la más crítica, a pesar de que los medios reportan movilización en la fabricación de respiradores y splitters, desde la iniciativa nos hemos mantenido a la expectativa de que una institución como COFEPRIS valide las aplicaciones, porque son piezas que van a entrar en contacto directo con seres humanos y son vidas las que están de por medio', añade.

 

Stratasys ha creado una iniciativa de diseño en Estados Unidos para respiradores y someterlos a pruebas. 'Nosotros estamos asesorándonos aquí para tomar ese camino y si se llegara a aprobar lo haremos con gusto. Pero el paciente es primero y tenemos que asegurarnos que lo que proveamos no vaya a arriesgarlo en ningún sentido', afirma Carlos Ramírez.  

 





 

LA INICIATIVA EN NÚMEROS:

-250 impresoras 3D directas y aproximadamente 450 a través de aliados.

-Más de 20 mil caretas fabricadas gracias al esfuerzo de todos los que han subido sus impresoras 3D.

-Más de 2,500 caretas a través de la iniciativa directamente.

-A finales de abril se esperan haber producido entre 50 y 70 mil caretas.

 

¿CÓMO UNIRSE?  

 

'Para unirse, cualquier impresora 3D es bienvenida. Estamos previniendo que vamos a necesitar muchas impresoras capaces de fabricar con material médico, y por la parte de manufactura en general estamos buscando aliados por igual que ayuden en la masificación' relata Sebastián Romo. La impresión 3D cubre un espacio entre el 'no producir nada' y el 'producir miles de piezas' por lo que aliados que tengan inyección de plástico, suaje industrial y otras tecnologías tradicionales también son bienvenidos, mientras que al resto de las empresas se les invita a que se sumen en materia de donaciones, recursos, materia prima, mano de obra, etcétera.

 

La mejor forma de registrarse es a través de la página web: https://aditivapormexico.com/.
'Ahí pueden indicarnos cómo pueden ayudar o poner también qué es lo que necesitan ya sea de un área médica o industrial, pueden hacernos saber cuál es el requerimiento, qué es lo que necesitan, y a través de eso nos contactaremos', explica Carlos Ramírez.

 

¿SEGUIRÁ LA INICIATIVA EN UN FUTURO?

 

Sin duda, Aditiva por México es un parteaguas porque está ayudando a que la gente conozca mucho más la tecnología de impresión 3D y es un gran ejemplo de cómo esta tecnología puede aportar mucho más allá de prototipos. 'Vamos a depender de la industria en sí, las alianzas se están haciendo naturalmente, hubo algo que nos impulsó a juntarnos varias empresas, pero las alianzas van a quedar, los contactos van a quedar y ¿por qué no continuar? Pero dependerá del mercado en sí y sus necesidades', finaliza Carlos Ramírez, de Stratasys.  


Conoce más: https://aditivapormexico.com/

Entrevista realizada por Adrián Martínez, Editor Cluster Industrial.

Gracias a Dafne Romero, de Lizette Weber, por su apoyo en la realización de esta entrevista.

 



INDUSTRIA
MÉXICO
PRODUCCIÓN
PROVEEDURÍA
TECNOLOGÍAS
TIER 1
TIER 2

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X