Leer la revista online
Leer la revista online
 

Artículos Especiales

COVID-19 y su impacto en la industria automotriz de México


por Cluster Industrial 2020-03-19 08:29:00 Compartir

Analizamos los panoramas en cuestión de ventas, producción y exportación de la industria automotriz nacional de cara la contingencia por el COVID-19, que ya ha parado la mayoría de las operaciones en Europa y Norteamérica.


Actualizado al 19/03/20, 9:30 am.


VENTAS

Está claro que, en un momento como este, la preocupación mundial está en mantenerse seguro y en casa, y no en comprar un automóvil, lo que impactará y disminuirá las ventas. De hecho, muchos distribuidores y agencias de autos en los Estados Unidos están comenzando a proteger sus negocios llevando las ventas únicamente al plano virtual, evitando las pruebas con autos demo, y trabajando desde casa. Lo más probable es que esto se replique en México, adelantando el uso de herramientas de venta en línea ya disponibles y limitando la apertura de las agencias por un par de semanas.

 

Después del primer mes con alza en ventas en 3 años (febrero), es razonable esperar otro mes a la baja en marzo para el mercado nacional. Qué tan fuerte sea dependerá de las medidas sanitarias, recomendaciones y fases de emergencia en que entre el país durante marzo y abril, meses en los que se pronostican la mayor parte de los contagios nacionales. Recuerda acatar todas las recomendaciones oficiales durante este periodo.

 

PRODUCCIÓN

La mayoría de las cadenas de suministro de plantas armadoras en México cuentan con stocks de reserva para al menos un mes de operaciones ininterrumpidas, sin embargo, las medidas de contingencia como limpieza y sanitización a profundidad y el paro de actividades durante las dos últimas semanas de marzo para evitar contagios de COVID-19 harán que algunas líneas de producción se vean interrumpidas. Ejemplos actuales incluyen las plantas de Honda (del 23 al 31 de marzo), las plantas de Ford reiniciarán actividades hasta el 30 de marzo y las de GM irán suspendiendo actividades en Norteamérica paulatinamente para volver también el 30 de marzo; FCA hará lo propio a partir de este 19 de marzo y hasta finales de mes.

 

Lo positivo es que la mayoría de las plantas armadoras en México tienen un alto porcentaje de contenido nacional, por lo que, mientras la situación dentro del país se mantenga bajo control después del próximo par de semanas, no deberían tener interrupciones. Por supuesto, lar armadoras reacondicionarán sus planes de producción para escalarlos a una demanda menor del mercado. Básicamente, estos paros son para evitar una sobreproducción de partes y vehículos una vez que la situación se esclarezca y se haya evitado un brote mayor de la pandemia.

 

 

EXPORTACIÓN

Esta debería ser nuestra principal preocupación económica. Con la disminución de la demanda en Europa, Estados Unidos y el resto del mundo, el número de autos a exportar en el país irá a la baja en los próximos meses. Más del 80% de los autos producidos en el país son exportados, principalmente a Estados Unidos y Canadá. Las autopartes también dependen en gran medida de este mercado.

 

Aunque las fronteras no se cerrarán a los envíos de mercancías, es claro que el sector logístico pasará por normas mucho más estrictas para su operación, aunque esto aún no es claro. Las próximas semanas serán cruciales para definir en qué medida la producción nacional para exportación caerá, y para tener un pronóstico de recuperación en este o el año próximo.

 

T-MEC ¿RETRASADO?

El nuevo tratado entre México, Estados Unidos y Canadá ha pasado por una impresionante cantidad de pruebas de fuego. Después de ser ratificado en nuestro país y en Estados Unidos, Canadá lo aprobó en su última sesión del parlamento antes de suspender actividades por el COVID-19. Se planeaba que el esperado acuerdo entrara en vigor en tres meses, el 1 de junio de 2020, pero con la interrupción de actividades de manufactura, no toda la industria está preparada para comenzar a conducirse bajo las normas del T-MEC.  


¿Qué busca la industria? Los grupos industriales estadounidenses piden 10 semanas más hasta la entrada a vigor del acuerdo, mientras que en México la AMIA, INA y ANPACT sugieren que las normas entren hasta el 1 de enero de 2021. Las principales preocupaciones son el conocer a profundidad las normas para poder ajustar las cadenas productivas y modificar procesos.

 

Es por eso que, en tiempos como este, es crucial que las cadenas de suministro, desde servicios hasta empresas Tier 1, 2 o 3, reconozcan la importancia de mantener sus negocios, requerimientos y oportunidades de forma digital, a través de plataformas B2B que faciliten las operaciones ante la certeza del distanciamiento social.

 

Si quieres conocer la plataforma más grande de este tipo a nivel nacional, no dudes en visitar:

www.directorioautomotriz.com.mx

Escribe a: info@directorioautomotriz.com.mx

O comunícate al +52 477 717 7323

 



ACUERDO COMERCIAL
AMÉRICA
AMIA
ARMADORAS
CANADÁ
COAHUILA
ESTADOS UNIDOS
EXPORTACIÓN
FIAT CHRYSLER
FORD
GENERAL MOTORS
GUANAJUATO
HONDA
INDUSTRIA
INTERNACIONAL
JALISCO
MÉXICO
NEGOCIOS
NUEVO LEÓN
PRODUCCIÓN
PROVEEDURÍA
PUEBLA
TOYOTA
VENTAS

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X