Leer la revista online
Leer la revista online
 

Innovación y Tecnología

Volkswagen está cerrando la brecha de componentes claves para baterías


por Cluster Industrial 2019-12-05 10:12:00 Compartir

Con la llegada del ID.3, las versiones híbridas enchufables del Golf 8 y muchos otros productos electrificados, Volkswagen Group Components busca cerrar la brecha tecnológica en baterías con sus competidores a través de la plataforma MEB.


Hasta 550 kilómetros de conducción con una sola carga de batería al 100%: el ID.3 totalmente eléctrico de Volkswagen tiene una dinámica de conducción impresionante y grandes alcances para cualquier vehículo que no salga de la gigafábrica de Tesla.

 

Es el primer modelo de una línea de productos de vehículos basada en la matriz de accionamiento eléctrico modular (MEB). Su capacidad de carga rápida permite que el ID.3 se recargue con una potencia de carga de 100 kW en 30 minutos en un rango de alrededor de 290 kilómetros (WLTP). Esto es posible gracias al corazón del vehículo eléctrico: la batería.

 

El ID.3 está equipado con un sistema de batería de alto voltaje que se parece superficialmente a una barra de chocolate. Hasta doce módulos de batería están instalados y conectados entre sí dentro del sistema. La planta de Componentes del Grupo Volkswagen en Brunswick producirá hasta 500,000 de estos dispositivos de almacenamiento de energía por año en el futuro. Pero, ¿cómo funciona ese sistema de batería?

 



El sistema de batería de alto voltaje utiliza celdas de iones de litio, que también se usan en teléfonos móviles y portátiles. Una sola celda de batería es la unidad más pequeña del sistema de batería. Puede almacenar energía y liberarla nuevamente. Veinticuatro de estas celdas están actualmente consolidadas en un módulo de batería y el número de módulos que luego se unen para crear un sistema de batería es variable.

 

Esta estructura modular permite la máxima flexibilidad: si el cliente solicita un rango más alto, se instalarán más módulos en el sistema de batería. Sin embargo, la estructura fundamental sigue siendo la misma. En el ID.3, se unen hasta doce módulos a través de un conector de batería para formar un sistema de batería, luego se aplica un voltaje de hasta 408 voltios en el sistema, que es considerablemente más alto que el de un enchufe doméstico, que solo suministra 230 voltios.

 

La electrónica de potencia controla el flujo de energía de alto voltaje entre la batería y el motor eléctrico, convirtiendo la corriente continua (CC) almacenada en la batería en una corriente alterna (CA) para el motor de tracción. Al mismo tiempo, el sistema eléctrico de corriente continua de 12 voltios se suministra con bajo voltaje mediante un convertidor CC / CC. En un sistema de corriente alterna normal, la batería se carga con una potencia de carga máxima de 11 kW y en un sistema de corriente continua con una potencia de carga de hasta 125 kW.

 

El MEB está aprovechando al máximo las posibilidades técnicas de la movilidad eléctrica actuales. El vehículo eléctrico puede desarrollarse prácticamente alrededor de la batería, de modo que haya suficiente espacio disponible para el dispositivo de almacenamiento de energía. Este enfoque constructivo ofrece numerosas ventajas para el posicionamiento de componentes y accesorios del variador.

 

La estructura plana y el diseño de la batería en la parte inferior también permiten un espacioso interior del vehículo entre los ejes. La carcasa de la batería de aluminio con un marco antichoque integrado protege la batería y proporciona una estabilidad óptima, así como un importante ahorro de peso. La aerodinámica en la parte inferior del vehículo está optimizada por los sólidos componentes de protección contra colisiones, también hechos de aluminio.

 

El sitio de Componentes del Grupo Volkswagen en Brunswick, donde se han producido sistemas de baterías para vehículos eléctricos desde 2013, vio el desarrollo de todo el sistema de baterías MEB, incluidos el hardware y el software. En un área del tamaño de nueve campos de fútbol, ??se construyó una nueva fábrica con la planta y el equipo de producción más modernos. En el futuro, se producirán hasta 500,000 sistemas de baterías por año en esta planta.

 



ALEMANIA
ELECTRIFICACIÓN
INTERNACIONAL
PRODUCCIÓN
TECNOLOGÍAS
VOLKSWAGEN

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X