Leer la revista online
Leer la revista online
 

Artículos Especiales

Ford v. Ferrari: una historia más allá de la gran pantalla


por Cluster Industrial 2019-11-20 13:41:00 Compartir

'Contra lo imposible', el largometraje sobre la legendaria disputa automotriz entre Ford y Ferrari ya llegó a los cines y aquí te contamos la historia real de uno de los autos más emblemáticos de la industria: el Ford GT40. Aviso: contiene spoilers.


Olvidemos el drama que Christian Bale y Matt Damon traerán a la pantalla grande como Ken Miles y Carrol Shelby, respectivamente, y centrémonos en las circunstancias que llevaron a Ford a invertir en la construcción de su automóvil de mayor rendimiento, el GT40, ahora simplemente conocido como Ford GT.

 

Todo comienza con una pelea. Era 1963 y Ferrari ya había ganado Le Mans cuatro veces con su modelo Ferrari 275P. Enzo Ferrari expresó interés en ser adquirido por Ford y, a su vez, Henry Ford II se salió del camino gastando millones de dólares en auditorías de activos de Ferrari y negociaciones legales solo para desmoronarse por completo cuando Enzo se enteró de las intenciones de Henry de incluir al equipo de carreras Ferrari en el trato. Henry había querido ganar Le Mans desde que Ferrari comenzó su victoria récord de seis veces en 1960 y tenía la intención de hacerlo comprando la compañía.


 



Pero poco sabía Enzo que Ford ganaría independientemente de su negativa. Después de la agitación y la ira, Ford comenzó las negociaciones con las compañías británicas Lotus, Lola y Cooper, que querían ganar Le Mans con un superdeportivo estadounidense completamente nuevo.

 





LA LLEGADA DEL LEGENDARIO GT40

 

El fabricante británico Lola y su Mk6 fueron elegidos como la base para el nuevo proyecto, únicamente por su uso de un motor Ford V8 en una configuración de motor al centro. Sin embargo, Eric Broadley, propietario de los autos Lola, decidió contribuir al proyecto final como diseñador, en lugar de usar sus propios autos.

 

El equipo que finalmente hizo realidad el Ford GT40 estaba llena de estrellas automotrices. Lee lacocca, entonces vicepresidente de Ford, se encargó de supervisar el desarrollo y el diseño del automóvil. El primer equipo estaba compuesto por Broadley, el gerente del equipo Aston Martin, John Wyer, y el ingeniero de Ford Roy Lunn, el único ingeniero en los Estados Unidos con experiencia en automóviles con motor central, que diseñó el concepto de motor central Mustang I.

 

Avanzaron rápidamente, y para fines de 1963 Ford ya había establecido una subsidiaria cerca de Londres, conocida como Ford Advanced Vehicles, únicamente para el desarrollo del GT40.

 

En mayo de 1964, el automóvil compitió por primera vez en la carrera de 1000 km de Nürburgring, donde ni siquiera terminó, lo mismo sucedió más tarde ese año en Le Mans, y finalmente, en noviembre, el GT40 falló por última vez en la carrera de Nassau en Bahamas.

 

Ahora, aquí es donde comienza la película. Tras el desastre de Bahamas, Carrol Shelby fue llevado al proyecto, junto con el piloto de carreras Ken Miles y la leyenda Bruce McLaren. Para febrero, su mantenimiento del auto Mk I le dio a Ford su primera victoria con el auto. Luego, apareció el motor V8 de 7 litros Mk II Ford GT40 y dominó las carreras en todas partes, ganando Le Mans con un resultado de 1-2-3 en 1966, la primera victoria general para un fabricante estadounidense, y ganando nuevamente en 1967, 1968 y 1969.

 






Luego viene la parte triste. Alerta de spoiler para la película, por cierto, en caso de que no lo supieras, Ken Miles (interpretado por Christian Bale) murió probando el J-Car, un prototipo para el Mk IV. Su muerte empujó al equipo de Shelby a rediseñar completamente el automóvil y resultó en el Mk IV GT40 100% de construcción estadounidense.

 





LA LEYENDA AHORA

 

El Ford GT actual, basado en los años sesenta GT40 y el Ford GT de primera generación de 2005, es una maravilla de la ingeniería que sorprende a todos.

 

Está disponible desde 2017, con 250 unidades producidas por año.

La versión de carreras ganó Le Mans en 2016, exactamente 50 años después de que el GT40 lo hiciera por primera vez.

Motor Ford EcoBoost V6 de doble turbocompresor de 3.5 L que genera 647 hp.

Transmisión de doble embrague Getrag Powershift de 7 velocidades.

Sistema de suspensión de varilla de empuje, aerodinámica activa, cuerpo completo de fibra de carbono y parabrisas de vidrio gorila.

 

 

PROVEEDORES

 

El proveedor mexicano Tier 1 NEMAK suministra la culata y el bloque del motor para la generación actual del Ford GT. Otros proveedores incluyen:

 

Brembo (discos de freno de cerámica de carbono, pinzas delanteras y traseras).

Setrab (enfriador de aceite del embrague, motor y caja de cambios).

TI Automotive (bomba de suministro de combustible).

Mahle (pistones y anillos de pistón, termostato del enfriador de aceite del motor).

Brose (reguladores de elevalunas eléctricos).

Dana (módulos de tapa de culata, juntas secundarias).

Omron (presione para encender el interruptor, interruptor electrónico del freno de estacionamiento).



Nota del editor: Este artículo escrito por Cluster Industrial fue publicado originalmente en nuestra edición de septiembre 2019, en inglés, dentro de la sección Cluster without borders. Aquí aparece traducido y actualizado. Las fotos corresponden a Ford y sus autores. 

 



AUTOMÓVILES
ESTADOS UNIDOS
FORD
INTERNACIONAL
MAHLE
NEMAK
VEHÍCULOS

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X