Leer la revista online
Leer la revista online
 

Artículos Especiales

Dealba: Empresa Guanajuatense de capital 100% nacional


por Cluster Industrial 2019-03-19 21:31:00 Compartir

El pasado mes de febrero, una de las empresas más icónicas de Irapuato y del estado de Guanajuato, dealba consiguió la certificación IATF que ratifica el gran alcance de sus esfuerzos y el compromiso con la mejora continua de sus procesos.


Una visión familiar de impacto 

La cabeza de la familia, el Sr. Rafael Javier De Alba Alatorre se asoció hace cuarenta y ocho años, en 1971, con Edgar David Gamboa Ruiz y arrancó operaciones en Irapuato en 1978. En esta primera generación de la familia De Alba, se pasó de ser comerciali- zadores de tornillos a ser proveedores de ellos. Rafael De Alba supo aprovecharse de la problemática de encontrar proveeduría confiable de tornillos, para hacer la suya propia.

 

Este sello familiar se ha repetido en las tres generaciones De Alba que desde entonces se han dedicado a la empresa. Encontrar oportunidades de mejora y de negocio donde aparece un problema es un ejemplo admirable para cualquier otra empresa industrial mexicana que tenga el elemento familiar en ella. 

A través de estas casi cinco décadas, se integró la segunda generación, formada de los cinco hermanos De Alba: Francisco, Juan Pablo, José Luis, José Ernesto y Rosario. Gra- cias a ellos y al esfuerzo de un centenar de colaboradores es que dealba entró al ramo automotriz en 1993 con Hella. 

 

Con ellos y ahora con la tercera generación, la de los nietos, dealba se planta en una posición especial dentro del estado y del país al contar con la certificación IATF 16949, otorgada por la casa certificadora Intertek. José Suárez, director de dicha casa afirmó que: “lograr una certificación como esta los pone en un plano completamente diferen- te, del mercado mexicano que exporta, menos del 1% son empresas certificadas, y a su vez, de este número solo el 1% logra la certificación IATF”. 


No temen competir con internacionales

María Guadalupe Argüelles De Alba, quien está involucrada desde la primera gene- ración de la compañía, se mostró conmovida pero decidida a continuar empujando a todos los colaboradores para continuar con las etapas que faltan aún por recorrer, re- cordando que “es un compromiso conjunto”. 

Parte de este compromiso radica en nunca temer competir contra los grandes fabri- cantes de tornillos a nivel internacional. Francisco De Alba, director general, expresó que “los grandes fabricantes de tornillos no nos asustan, tendrán más tecnología pero no tienen el capital humano que tenemos nosotros”. 

Es precisamente con esta certificación, que se abren los negocios y la exportación para dealba, a un mayor mercado mundial, con la calidad y procesos que hoy los ponen en un lugar privilegiado pero también con un futuro brillante. 

 

La certificación es solo el primer paso 

En entrevista exclusiva, Francisco De Alba, director general de Grupo dealba, nos mos- tró su visión de este logro y lo que se aproxima para la empresa. 

“Para trascender hay que seguir trabajando permanentemente. Mantener, mejorar y llevar esto a la cadena de suministro es el nuevo objetivo. Estamos preparados para los siguientes retos, y seguiremos trabajando para ser parte de la cadena de valor estatal y nacional”. 

 

 

Francisco festeja el logro de la certificación, ya que lleva a su planta a un nivel de com- petencia en la industria automotriz de calidad mundial, a la altura de cualquier empre- sa del mundo. “Estamos preparados para ser proveedores de Tier1 o incluso venderles directamente a las armadoras”, agregó. 

 

Acerca de la importante tarea de colaboración necesaria para este logro, Francisco menciona que “han sido varios años de trabajo y colaboración entre todos, de enten- der sus procesos, entender cómo funcionan, lograr que los colaboradores se hagan dueños de ellos y así produzcan mejoras”. 

 

Parte de ello ha sido que los dueños de proceso proponen mejoras, y es mucho más fácil hacerlas cuando la gente involucrada se siente parte de ellos. “Dividir nuestro tra- bajo por medio de procesos ha logrado hacer responsable no solo al dueño del mismo, sino a todos incluyendo al director y eso va en relación con nuestro principio de alta dirección”. 

Después de 20 años de estar certificados con la Norma ISO 9001, IATF obliga a deal- ba a manejar sus procesos como parte medular del sistema de calidad. “Cuando los cambios son estructurales, es difícil convencer a la gente del cambio, pero haciéndolos parte de las necesidades de la empresa hemos logrado hacerlos más participativos y por eso las mejoras logradas son gracias a ellos”. 

Así es como el sueño de involucrarse cada vez más en la industria automotriz se va ha- ciendo una realidad constante par Grupo dealba, quienes a través de su director, agra- decen a cada uno de los 106 colaboradores y líderes de procesos por haber empujado a la empresa a lograrlo. 

 

“No debemos quedarnos ahí, hay que felicitarnos pero hay que pensar que el reto vie- ne después, mantener y mejorar nuestro sistema de calidad, no aflojar en ninguna línea y aplicar mejorar constantes para incrementar la calidad y seguridad de cada proceso”, finalizó Francisco De Alba. 



GUANAJUATO
NEGOCIOS
PROVEEDURÍA

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X