Leer la revista online
Leer la revista online
 

Noticias destacadas o trending

Matamoros, CNTE y desabasto: La tormenta perfecta


por Cluster Industrial 2019-01-31 00:04:00 Compartir

La combinación de las huelgas en Matamoros, los bloqueos ferrocarrileros por parte del CNTE y el pobre suministro de gasolinas al centro del país tienen a la industria automotriz en su peor momento en años.


Esta semana, se desencadenó una alarma mediática por el paro de operaciones productivas en muchas plantas del sector automotriz a lo largo del país. Suficiente ha sido el ruido como para que se hable ya de un declive en el sector manufacturero mexicano, el más importante económicamente.

 

 

Pero, antes de apresurarnos a predecir el futuro, podemos analizar por qué estamos en esta delicada situación.

 

 

Las causas y efectos no son de una sola índole: Se involucran circunstancias sociales, privadas, de gobierno y geográficas. De esta forma, podemos entender la problemática en 3 núcleos, cada uno con sus propias circunstancias, que a continuación exploramos a detalle:

 

 

1. LAS HUELGAS DE SINDICATOS DE LA INDUSTRIA MAQUILADORA EN MATAMOROS

 

 

Aunque las movilizaciones iniciaron hace casi 20 días y el paro de 48 empresas tuvo lugar el viernes 25 de enero, la presión social por salarios más competitivos en el “paraíso de los empleadores” se viene acumulando desde la entrada de México en la OCDE en 1994, en la que es el país miembro con los salarios más bajos.

 

 

Esta condición atrajo la atención de cientos de empresas que, aunque suelen ofrecer mejores empleos que las industrias locales, aún llegan a estar por debajo de países como China.

 

 

Y a pesar que el reciente Decreto al Aumento del Salario Mínimo en la Frontera Norte esté activo, esta medida más que ser aplicada, está siendo malinterpretada.

 

 

El objetivo era llevar a todas las personas de 46 municipios fronterizos a un mínimo de $176.72 pesos diarios, pero síntoma de la tradición de salarios bajos a nivel internacional, los trabajadores esperaban aumentos sustanciales (aún si ya ganaban encima de esta cifra) al tiempo que mantenían y extendían sus bonos adicionales al trabajo.

 

 

Pero, por el contrario, dicho decreto posibilita que las empresas suban sueldos reduciendo bonos. Esto significa, que en realidad el máximo aumento real en la ganancia de los trabajadores sería de 30%. Darse cuenta de esto, empujó a casi 60 mil trabajadores a requerir un aumento de 20% en salarios y un bono anual de, en promedio, 32 mil pesos para entregarse de forma inmediata.

 

 

¿El resultado? Más de 30 mil empleos en peligro de perderse. Quince empresas de maquila que han decidido cerrar sus operaciones en Matamoros, y $250 millones de dólares en pérdidas.

 

 

¿Qué han ganado los sindicatos? Trece de las huelgas fueron canceladas no por aceptación de demandas, sino por no proceder según la Junta de Conciliación y Arbitraje del municipio. Otras 16 aceptaron las demandas.

 

 

Para comparar, las huelgas en el sector automotriz fueron muy comunes en los años 70, donde se lograban extender hasta por 3 meses. Sin embargo, la escala de afectaciones era mucho menor, ya que las huelgas eran representadas por solo unos cientos de obreros.

 

 

2. BLOQUEOS DEL CNTE EN FERROCARRILES DE MICHOACÁN

 

 

El segundo núcleo de conflicto está en el bloqueo de la Sección 18° del CNTE, el cual está afecta principalmente al sector automotriz del centro del país y de la región del Bajío.

 

 

El 14 de enero, tan solo 2 días después de las movilizaciones en Matamoros, los maestros comenzaron a bloquear pasos de ferrocarriles en La Piedad, Yurécuaro, Lázaro Cárdenas, Múgica, Nueva Italia, Uruapan, Caltzontzin, Pátzcuaro y Maravatío; deteniendo el paso de más de 250 trenes que transportan 9 mil contenedores.

 

 

La medida no fue repentina, desde el 19 de diciembre del año pasado, la Sección 18° demandó la falta de pago al magisterio por parte del Estado de Michoacán, hecho que recordó el Presidente López Obrador antier en su conferencia matutina.

 

 

Hasta el día 30, la presión se había aligerado tras el depósito de quincenas y compensaciones, sin que esto significara el desbloqueo de las vías férreas. “Se evalúa liberar las vías sin dejar los plantones en el centro de Morelia”, comentaron el miércoles por la noche los maestros.

Finalmente, a las 9:00 horas del 31 de enero, después de 13 horas de reuniones, 22 miembros de la sección 18° del CNTE acordaron levantar bloqueos en Pátzcuaro, Nueva Italia, Calzonzin, Maravatío, Yurécuaro y Lázaro Cárdenas; esto tras el pago de 325 millones de pesos al magisterio, que dice espera aún 6 millones más.  

 

Sin embargo, tras 17 días, varias empresas del sector automotriz en los estados de Guanajuato, Querétaro, Aguascalientes, Jalisco y San Luis Potosí se vieron afectadas por el paro en la cadena logística de suministro, deteniendo procesos just in time (justo a tiempo) y provocando pérdidas millonarias que se suman a las cifras del tercer núcleo de esta situación.

 

 

3. EL DESABASTO DE GASOLINAS

 

 

Ha pasado un mes desde que los estados del centro del país reportaron la falta de combustibles y los estados de Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Aguascalientes y Durango aún sufren de un pobre suministro.

 

 

En días pasados, el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue, reportó un abasto del 30% de combustibles en la entidad y se mostraba confiado en que las negociaciones para abastecer con gasolinas texanas normalizarían la situación para beneficio de los sectores productivos.

 

 

Pero el gobierno federal se ha plantado para limitar y controlar estas acciones, dándole mayor peso a las estrategias de pipas, protección de ductos y suministro controlado.

 

 

Aún así, la región más pujante y con mayor crecimiento en México no se ha quedado de manos cruzadas; las estrategias entre gobiernos locales y ciudadanos para hacer turnos e identificar qué gasolinerías cuentan con combustible disponible se van volviendo algo cotidiano. 

 

 

Las industrias, el sector automotriz y la población en general se encuentran a la expectativa, resistiendo la “tormenta perfecta”.

 

 

TODO 2019 POR DELANTE

 

 

Con la manufactura del norte afectada, la proveeduría que ingresa desde los puertos del Pacífico retrasada y el pobre suministro de combustibles en el centro del país, enero ha terminado en una posición difícil para todos aquellos que esperan que México mantenga certidumbre financiera para las inversiones extranjeras y la estabilidad macroeconómica.

 

 

Y para el sector automotriz especialmente, ya que los números a la baja en la venta y producción de vehículos durante 2018 en combinación con estas circunstancias, hacen bastante complicado que se recuperen cifras record, como las de 2016, cuando México presumía mundialmente su posición en la industria.

 

 

Aún quedan 11 meses en el año, y aunque esta tempestad no parece irse del todo, ninguna tormenta dura para siempre. En estas condiciones, muchas otras inversiones, inauguraciones y avances tecnológicos siguen sucediendo en nuestro país, y eso es algo que no se detendrá tan fácil como una pipa o un tren.

 



AMIA
ARMADORAS
COMBUSTIBLES
ENERGÍA
GUADALAJARA
GUANAJUATO
INDUSTRIA
JALISCO
MÉXICO
PRODUCCIÓN
PROVEEDURÍA
QUERÉTARO

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X