Leer la revista online
Leer la revista online
 

Artículos Especiales

El inventor mexicano que conquistó Estados Unidos


por Cluster Industrial 2019-01-23 19:26:00 Compartir

Manuel Gutiérrez Novelo es el inventor mexicano con más patentes registradas y es considerado como el padre de la Realidad Virtual moderna. Hoy, como invitado del evento Acciones 2019 de APIMEX, te presentamos su historia y una entrevista exclusiva.


En conferencia especial durante el evento Acciones 2019 de APIMEX, el inventor tapatío Manuel Gutiérrez Novelo nos compartió su historia de éxito, los inventos y motivos que lo llevaron a buscar un mejor futuro fuera de México y sus proyectos actuales que reflejan su gran respeto y amor por nuestro país.

 

UN NIÑO ORDINARIO CON CURIOSIDAD EXTRAORDINARIA

 

Eran finales de los años setenta en Guadalajara cuando un niño común comenzó a interesarse por el funcionamiento de las imágenes que veía en su televisión. ¿Cómo es que una caja podía contener imágenes y proyectarlas sobre un cristal? Aquel niño, llamado Manuel Gutiérrez Novelo decidió, con tan solo 7 años, desarmar la tele de casa y estudiar su funcionamiento, por mera y pura curiosidad.

 

El principio de esa curiosidad científica y tecnológica sería como un presagio. En 1979, sus abuelos le regalaron el View Master. Un juguete muy famoso que presentaba imágenes en tarjetas como reales, a través de un efecto óptico conocido como estereoscopía.  

 

La estereoscopía no era un invento nuevo, pero para el Manuel de 9 años, despertó la suficiente curiosidad para comenzar a pensar en darle movimiento a esas imágenes tridimensionales.

 

A los 13 años, Gutiérrez Novelo insistía en desarmar la única computadora que tenía a su alcance, la de su escuela. Su maestro insistía, a su vez, que antes de hacer cualquier travesura, leyera los manuales y libros de programación que tenía al alcance. Así fue como comenzó a programar, automatizando los sistemas de calificaciones y faltas de su escuela. Luego comenzó a hacer programación para las empresas de los padres de sus compañeros.

 

Serían la inocente curiosidad de siempre aprender algo nuevo, la fascinación por hacer que las imágenes cobraran vida y los conocimientos precoces en tecnologías que estaban por cambiar al mundo lo que llevarían a Manuel al ITESO de Guadalajara a estudiar ingeniería en electrónica y durante los 90’s a emprender en el mundo de la programación.

 

UN NUEVO MILENIO, LA MISMA CURIOSIDAD Y CREATIVIDAD

 

En 1999, Manuel, ahora un empresario exitoso en sistemas de ERP, automatización industrial y derivados, recordó el View Master en una conversación con su familia, y volvió a preguntarse por qué nadie había hecho que esas imágenes casi reales se movieran. Su esposa le dijo: ‘Si nadie lo ha hecho, hazlo tú’.

 

Para hacer su invento realidad, necesitaría cámaras digitales, comparar imágenes y guardar los pixeles, comprimirlos y enviarlos en un stream de formato de video mpeg. Algo que suena bastante normal en 2019, era carísimo hace veinte años. Cada cámara de broadcast digital valía de 35 a 40 mil USD cada una, y requería tres.  

 

Con algo de tiempo libre, aburrimiento, y dos semanas en una cabaña de Tapalpa, finalmente se dio a la tarea de construir un visor de Realidad Virtual. Este primer prototipo pesaba 5 kilos (los visores actuales basados en la misma patente, como Oculus Rift, pesan solo 400 gramos).



Su socio de toda la vida, Isidoro Pessah, lo alentó a emprender en 2001, con un mejor prototipo y un videojuego, la compañía TDVISION. Trenta y seis meses después, recibe la noticia que su patente para el visor ha sido revisada y otorgada favorablemente.

 

LA FUGA

 

Tras conseguir la patente soñada, y comprobar que nadie en el mundo tenía una tecnología igual a la suya, Manuel comienza a buscar apoyo para que su invento se desarrollara y produjera desde México.

 

El visor tuvo mucho éxito con cada presentación y junta con autoridades de gobierno, académicas, empresariales; los comentarios positivos y elogios no dejaron de llegar, pero los fondos suficientes para hacer su visión una realidad para consumidores mundiales no. Incluso el entonces presidente del CONACYT, le recomendó irse de México tan pronto tuviera un prototipo funcional.

 

Manuel es una persona que inspira una actitud positiva y del “todo es posible” donde quiera que esté. Pero en aquellos momentos se veía frustrado por la única alternativa posible: realizar su visión con el vecino del norte.

 

González Camarena, inventor de la televisión a color, tuvo que hacer lo mismo. Vendió su invento a la RCA y el resto es historia. Pero Manuel tenía un plan bastante diferente.

 

Vendió todos sus softwares y empresas de programación; con el dinero se dirigió a la Embajada de los Estados Unidos en Guadalajara y puso sobre la mesa la idea de establecerse allá como un inversor. Con la cantidad reunida, un par de semanas y mucho papeleo aburrido, el inventor logró obtener una VISA de inversionista clase 2 y un número de seguridad social para su familia.

 

LA CONQUISTA DE LOS ESTADOS UNIDOS

 

Lo que sigue es una historia de éxitos. Establecerse en California le permitió a Manuel estar cerca de los principales avances en digitalización y software, mejorando así sus inventos y dándole ideas nuevas como la tecnología 3D Blu-ray.

 

Ya con una cámara de alta definición diseñada y con la tecnología de disco que estaban desarrollando, Gutiérrez Novelo contrata a Ethan Schur, quien trabajaba en videojuegos para Electronic Arts.

 

Ethan pronto se volvió accionista y juntos desarrollaron simuladores de vuelo y manejo para presentar en el Consumer Electronics Show de Las Vegas en 2005. Uno de los prototipos tenía pintados detalles de camuflaje que llamaron la atención de un alto mando del ejército de Estados Unidos.

 

El militar se sorprendió tanto con el visor de Manuel y con el hecho de que fuera hecho por un mexicano, que prácticamente lo obligó a presentarse esa misma semana en una junta con representantes de la Industria Militar y Northrop-Grumman.

 

Enseguida, TDVISION tenía órdenes de compra por cientos de unidades de sus visores, pero Manuel y compañía no contaban con el capital suficiente para proveer a la velocidad que les era pedido. Sus contactos en la milicia lo contactaron con un posible inversionista.

 

El Dr. Moisés Goldman fue quien llegó en ese momento a TDVISION, convirtiéndose en inversionista y luego CEO, bajo la condición de que la compañía se mudara a Michigan.

 

Durante los siguientes 10 años, Manuel y compañía lograron tener presencia cada año en el CES, conseguir patentes y contratos para avances en tecnología militar, de aviones no tripulados, y por supuesto en versiones cada vez más avanzadas de visores de Realidad Virtual que compañías como SONY adoptaron.

 

En el transcurso de esta década, Manuel Gutiérrez Novelo se convirtió en el único mexicano hasta la fecha en ganar el Premio Lumiere de la International 3D & Advanced Imaging Society por su tecnología 3D que hizo posible la realización de la película más taquillera de la historia: Avatar, de James Cameron.

 

UN INNOVADOR INCANSABLE, COMPROMETIDO CON LOS JÓVENES

 

Para Manuel, México nunca quedó fuera de su mente. Hace un par de años, decidió comenzar la iniciativa para tener a la primera delegación mexicana de empresas y startups de alta tecnología en el CES 2018, junto al proyecto del Cluster Industrial 4.0, una asociación de empresas de tecnologías 4.0 mexicanas, con sede en el Silicon Valley nacional, Guadalajara.

 

Con estos proyectos y su acompañamiento de las delegaciones mexicanas premiadas en las Olimpiadas de Robótica y el Campeonato Mundial de Startups, ha logrado que los jóvenes mexicanos puedan confiar en su propio talento, y en que, a diferencia de él hace veinte años, tienen la oportunidad hoy de cambiar al mundo con sus inventos, sin dejar nuestro país.

 

En este sentido, Gutiérrez Novelo presentó en su conferencia el nuevo proyecto llamado JIIT (que significa ‘entreten’ en maya) que busca crear al primer ‘unicornio tecnológico mexicano’, es decir, la primer compañía de tecnología e inversión 100% mexicana en tener un valor de  1000 millones de dólares. JIIT actuará como punto de unión de todas sus empresas y de las startups que está apoyando con este fin.


CON LOS PIES EN LA TIERRA Y LOS OJOS EN EL FUTURO

 

Manuel Gutiérrez Novelo es una persona amable que piensa en todo momento en su presente, uno que ha ayudado a transformar con sus inventos, pero que nunca deja de idear para el futuro.

 

En este futuro se encuentra JIIT y uno de los proyectos que lo integran: XuulCoin (del maya xuul que significa ‘meta más allᒠen maya). Develado por primera vez en esta conferencia, se trata de una  criptomoneda de blockchain en desarrollo, enteramente mexicana y que tiene como objetivo apuntalar al peso para independizarlo de su relación con el dólar.

 

Al comprar un XuulCoin, el propietario estará comprando también cobre, plata, petróleo, litio y oro; todos importantes en industrias por sus aplicaciones de combustión, electricidad, baterías y valor no nominal.

 

Además, el inventor y sus socios planean lanzar en un futuro el Metrobot: un sistema de metro elevado inteligente y propulsado por electricidad obtenida de la energía solar que podría marcar el futuro de la movilidad en ciudades inteligentes mexicanas del futuro cercano.

 

ENTREVISTA

 

Pudimos conversar con Manuel al terminar su conferencia en el evento “Acciones 2019” de APIMEX, acerca de su visión de la industria automotriz, la conectividad y vehículos eléctricos, entre otros temas como capacitación y la relación del Cluster Industrial 4.0 con la industria de la región del Bajío. Siempre relajado y elocuente, el gran inventor mexicano nos compartió sus ideas.

 

CL: Actualmente la presencia del sector automotriz en eventos como el Consumer Electronics Show (CES) es cada vez mayor, incluso opacando la presencia en Auto Shows de tradición como el NAIAS de Detroit. Tú has sido testigo de ello como expositor del CES desde 2005, ¿cómo has vivido este cambio?

 

Manuel: Eso sucede porque los automóviles han dejado de ser máquinas de combustión interna con un sistema de tracción; los nuevos vehículos son robots con ruedas. Eso hace mucha diferencia porque a diferencia de Detroit, que se enfocaba en muscle power, tener 6, 8, cilindros, dusters, vipers… Un grupo de empresas se dieron cuenta, como Tesla, Toyota u otras, que el valor de un vehículo ya no es su número de cilindros, sino qué tan inteligente es el automóvil. Si puede estacionarse solo, llegar del punto A al punto B solo, auto diagnosticar sus fallas, estar conectado en todo momento a la red, a la nube.

 

Eso es más electrónico que mecánico, por eso todas las empresas están concentrándose en hacer de los autos, robots con ruedas. Y estos robots, con cierta inteligencia adicional pueden llevarnos a donde queremos ir. Con inteligencia adicional podrán también cargar su energía de forma independiente… Y todo eso es algo que está en la nube, con sistemas de inteligencia artificial y posicionamiento global; que llegará como sensores de IoT (Internet de las Cosas) y tablets como tableros de conducción. Todo es electrónico, lo mecánico queda en el pasado y es ahí donde vemos el desplazamiento de los fabricantes del show de Detroit al CES.

 

CL: ¿Pudiste ver este desplazamiento en el último CES, hace unas semanas?

 

Manuel: Sí, ahí, en una plaza, un circuito cerrado se hicieron demostraciones de tecnología de conducción autónoma, podías pedir y transitar en ellos para moverte por el show y la ciudad. Para allá vamos, entonces cada vez más todo lo que hacemos en el mundo de producción se está convirtiendo más en robótica, electrónica, inteligencia artificial e IoT. Todo lo mecánico ya está hecho, ya está dominado, ya llegamos al máximo de eficiencia que puede darnos. Por eso volteamos hacia los motores híbridos, motores eléctricos; porque la combustión interna llegó a su límite.

 

CL: ¿En tu opinión, los vehículos eléctricos deberían reemplazar ya a los convencionales?

 

Manuel: Ya deberíamos dejar de producir vehículos de combustión interna. Y esto que pasó en México con los combustibles, el desabasto de gasolina, tendría que ser el momento perfecto, el punto de inflexión perfecto para pensar en tirar a la basura tu coche y comprarte uno eléctrico.

 

CL: Acerca del Cluster Industrial 4.0 y las participaciones con delegaciones mexicanas en el CES, ¿ha habido algún proyecto dedicado a industria automotriz o que esté relacionado con ello?

 

Manuel: En la industria del Cluster 4.0 tenemos algunos proyectos de capacitación en la industria automotriz usando realidad virtual, no es la tecnología directa para incorporarse en líneas de producción; promovemos el uso de tecnologías disruptivas para transformar tus procesos a una forma digital. 

 

Que si ya tenías información tengas más, si tomabas decisiones tomes mejores decisiones, que si tienes un proyecto lo hagas más eficiente con un mejor robot o sistema de inteligencia artificial, que te ayude a identificar qué funciona y qué no en tiempo real; gastando menos luz, usando energía solar. Por eso, uno de los proyectos del cluster es el de entrenamiento en industria automotriz con alta tecnología. Entrenamiento de realidad virtual, donde estás como en un videojuego, pero en realidad estás en un examen de capacitación para tu nueva plaza de trabajo.

 

CL: ¿Han tenido algún acercamiento con gobiernos estatales o municipales, por ejemplo, en Guanajuato, en cuestión a sus centros de capacitación para industria automotriz?

 

Manuel: No, pero precisamente anoche estábamos platicando de los siguientes pasos en esto, y seguramente el día de hoy hablaremos de posibles action ítems (líneas de acción) importantes para colaborar en Guanajuato con los diferentes departamentos de educación e innovación. Sabemos que podemos hacer muchísimo si nos integramos como Cluster Nacional y colaborar con la industria de Guanajuato, extender la cobertura de acción, invitar a Guanajauto con toda su expertiz de hoy, a colaborar en conjunto con Jalisco. 

 

En Jalisco ya hemos platicado con Pablo Lemus y el gobernador Alfaro al respecto y estamos alineados en la parte de innovación. Tengo la fortuna de haberme asociado con el Mtro. Jaime Reyes Robles y con Isidoro Pessah con quienes estamos haciendo con el nuevo proyecto llamado JIIT, y entre todos, con el cluster, con la iniciativa privada, la industria, gobierno y academia trabajando juntos, estoy seguro que podemos cambiar a México.

 

CL: Se acerca la Hannover Messe, ¿tendrás participación en dicho evento?



Manuel: Fíjate que llegó un momento en el que Hannover se convirtió en demasiado ruido para mí, al punto que no vale la pena; te pierdes en ese mundo. Sirve para ir a ver pero no he detectado un valor específico o tan grande como es asistir al Consumer Electronic Show (CES), que sí se ha traducido para nosotros en negocios y contratos.

 

Sin duda, tendremos más noticias de los proyectos de Manuel y su relación con el mundo automotriz y la revolución industrial 4.0 próximamente, mientras tanto, podremos celebrar con él este 17 de febrero, un día hecho a su medida ya que será el Día del Inventor Mexicano. 

 



CÁMARAS
CONDUCCIÓN AUTÓNOMA
CONECTIVIDAD
ELECTRIFICACIÓN
ENERGÍA
ESTADOS UNIDOS
GUADALAJARA
GUANAJUATO
INDUSTRIA
INTELIGENCIA ARTIFICIAL
JALISCO
MÉXICO
TECNOLOGÍAS

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X