Leer la revista online
Leer la revista online
 

Relaciones Bilaterales

TLCAN debe mantenerse trilateral: consejo coordinador empresarial


por Cluster Industrial 2018-09-11 00:00:00 Compartir

México, Estados Unidos y Canadá construyeron, hace 25 años, la plataforma más competitiva del mundo.Hoy, la arquitectura jurídica de este bloque comercial está en revisión.


En el marco de este proceso de modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el pasado 27 de agosto Estados Unidos y México anunciaron un entendimiento comercial. De conformidad con la legislación comercial estadounidense, existe una ventana de oportunidad para que Canadá se sume durante el mes de septiembre. Así, en los próximos días se decidirá si el TLCAN será un acuerdo trilateral o bilateral. ¿Qué le conviene a México un acuerdo bilateral o trilateral? Canadá es un destino importante y en crecimiento para las exportaciones mexicanas. A partir de la entrada en vigor del TLCAN el comercio bilateral entre Canadá y México ha crecido más de cinco veces. México es hoy el tercer proveedor del mercado canadiense. Las exportaciones mexicanas a Canadá han aumentado 735%, al pasar de $3,274 millones de dólares en 1994 a $27,352 millones de dólares en 2017. Los principales productos exportados de México a Canadá son automóviles; autopartes; bienes eléctrico – electrónicos, como refrigeradores, congeladores, teléfonos; hortalizas; entre otros. Canadá es la tercera fuente de Inversión Extranjera Directa en México, tan sólo después de Estados Unidos y la Unión Europea, con valor acumulado entre 1999 y 2017 de $33,528 millones de dólares. Canadá es un importante inversionista en México en sectores como minería; transporte de gas natural por ductos; servicios financieros; automotriz; aeronáutico; hotelería; entre otros. Canadá no es sólo un atractivo socio comercial para México. También es miembro estratégico del bloque comercial de América del Norte. Contribuye con el treinta por ciento de las exportaciones de bienes al interior de la región. Esta dinámica comercial ha incentivado la creación de cadenas de valor, generando producción con competitividad mundial. La competitividad de América del Norte en sectores, como por ejemplo, aeroespacial, automotriz, equipo médico, no se entendería sin la participación de Canadá. Finalmente, el entendimiento que México y Estados Unidos alcanzaron en el marco del proceso de modernización del TLCAN fue construido a partir de la arquitectura de un acuerdo trilateral. En caso de que Canadá no forme parte de dicho acuerdo se tendrían que ajustar algunos resultados de la negociación. El ejemplo más claro son las reglas de origen, las cuales, permiten que las tres partes acumulen contenido para que sus bienes califiquen para beneficiarse de la eliminación arancelaria pactada en el Tratado. En caso de que Canadá no forme parte del TLCAN, diversas reglas de origen tendrían que modificarse a la baja, para reconocer que los insumos y bienes intermedios canadienses no podrían acumularse para cumplir con el valor de contenido regional establecido en el acuerdo. Por ello, para que el TLCAN continúe siendo un instrumento que impulse la competitividad regional, sustentada en la integración de las cadenas productivas desarrolladas en los últimos 25 años, debe ser, idealmente, TRILATERAL. Fuente: Consejo Coordinador Empresarial (CCE) +

 




Podría interesarte...
Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si se continúa navegando asumiremos que se está de acuerdo con nuestra política de cookies.

X